... LA DANZA HA COMENZADO ...

Se me ha comunicado por medio de mis bufones, que cierto príncipe requiere mi danza de los siete cuervos... que la exquisitez de mis contornos son apetecidos en aquellos salones imperiales. Mandé a mis huesos lo impensable, mis demonios cubrieron mi piel con atrevidos colores maquiavélicos, una tobillera de oro pusieron en mi pie evocando a las faraonas egipcias, maquillaron mis ojos profundos con el ébano de las sombras de mi tumba, y mis labios cubrieron de mi propia sangre demostrándome a mi misma la intensidad de mis ansias profanas. De este modo fue mi petición, que pusiesen en mi brazo una esclava y que me dieran de beber la dosis del conjuro.
Mi carruaje en la neblina no dejaba evidenciar en qué palacio del embrujo me encontraba, sólo una vez dentro ví los garrotes de la abadía que me hicieron su prisionera...
¡Quién se atreve a ponerme un ardid! ¡que el maldito muestre su rostro! vociferé tan fuerte que inmediatamente el príncipe se hizo presente en los salones del espanto.
-Baje la voz Princesa Ligeia-, -según el pergamino de las lágrimas, todas las conjeturas arrojan que en las afueras ronda la muerte roja, sus víctimas tienen una muerte prolongada y se les confina bajo tierra, sin identidad, sin misericordia. El tiempo es verdugo y se hace visible en todos los relojes de arena, los cadáveres son resguardados, previamente se incineran sus ropas, algunos cristianos oran por sus almas, sin preocuparles que la peste les hable cara a cara, es muy posible que en este convento estemos un tiempo indefinido para resguardarnos de la siniestra amenaza, mientras la sangre se vierta en las afueras y la muerte nos hable-.

Yo nunca le he temido a la muerte pensé y menos a la peste (Belcebú tiene mil caras), no sería una mala idea que mi sed se saciara con esta sangre azul. para ello ideé un plan maquiavélico.

Tejí un telar con hilos de araña e hice una red en el covertizo, rasgué mis vestimentas completamente e hice marcas en mi cuello simulando un ataque de fieras. Crucé los salones de par en par virtiendo el pánico en sus perfiles, a todos los aposentos hice poner llave y de cada uno dejé una copia, un súbdito lo hice mi esclavo, para resguardar mis instintos vampíricos, le comuniqué a la corte que una bestia acechaba...
Los días pasaron según mi plan, el reloj lunar daba las campanadas, las damas y sus asistentes se ocultaban de la fiera, mientras tanto, yo me saciaba más que en mi propio féretro y la peste aguardaba un mejor momento.


Juré jamás beber la sangre de mi descendencia real, pero mi sed se intensifica con cada respiro y mis ansias de besar bocas nuevas me reclaman, mi espíritu juzga en secreto mi mala conducta y para ello até un mal poeta a mi cuerda, le hice nudos a cada una de sus extremidades, le besé la boca, su saliva era placentera, tibia, olía su sangre y el se entregaba a mis fuerzas repitiendo mi nombre en la oscuridad ¡Ligeia! ¡Ligeia! de manera siniestra y recordé los hechos que me convirtieron en asesina por primera vez...
Cerré sus ojos con tal finura y puse mi pañuelo de seda... en el lugar de los hechos...

A la mañana siguiente sólo se oyó un grito desgarrador, supuestamente habían encontrado muerta a la fiera pero en realidad era uno de mis demonios que dí fin para mis oscuros propósitos, la alegía reinaba...


Organizó la corte nupcial una fiesta enmascarada para los habitantes del enclaustro, sólo con disfraces excéntricos y se me ordenó realizar mi danza de los siete cuervos como acto principal, todo parecía un sueño, hecho que se demostraba en mi leve sonrisa. Mis arlequines enmascarados mandé a llamar, todos debíamos tener antifaces, la noche se vestía de espanto, mandé a cubrir la cruz de la abadía...
En el nombre del Padre, del Hijo Y del espíritu Santo...
¡La Danza ha comenzado!

Todo era enceguecedor, las tinieblas de mis manos, dieron sus mejores articulaciones en mi siniestra entrega, mis giros en la alfombra en honor a la muerte roja evocaban a los espíritus de la peste sangrienta, ninguna de las máscaras se atrevió a enjuiciarme, y el eco de mi alma me elevó como un murciélago riendo de manera exagerada. Algunos de los invitado iban cayendo con sólo mirar los ojos del amortajado. Mis músicos esqueléticos entonaban la partitura del Fantasma de la Ópera, hasta que un momento mi alma estalló de tanta belleza, una máscara creyó reconocerme... me invitó a danzar en medio del salón; al ver su mortaja salpicada de sangre ví los ojos de la muerte, el sonido de cadenas de los fantasmas fué arrancado y para mí era una hermosa melodía.

Las luces de las velas iban bajando su intensidad, uno a uno los asistentes siguieron cayendo como piezas de ajedrez, al morir el príncipe yo sería la Reina... Todas las libélulas me envidiaban, seguían los contornos poco definidos de mi apuesto acompañante, seguí observando y ví más allá de lo impensable.
El mejor de los sabios a la espera de los efectos de la muerte la reconoce, yo ya conocía el terror y era exquisito, ¡en efecto! la grotezca máscara era su rostro sin atavíos ¡era la muerte roja enmascarada!, y venía por mí... creía que moriría de espanto ¡que ingenuo! la muerte tiene diversos rostros y con todos he tenido amoríos...

35 comments:

Georgie boy said...

Sencillamente genial!, me imagino a Ligeia bailando con la Muerte Roja y los invitados cayendo uno a uno.
"La vida del reloj de ébano se extinguió con la del último de aquellos seres alegres. Y las llamas de los trípodes se apagaron. Y la Oscuridad y la Decadencia y la Muerte Roja lo dominaron todo" decía el maestro Poe, pero tu nos muestras lo que en realidad ocurrió. La princesa Ligeia es capaz de bailar con la Muerte Roja y estoy seguro que también hasta de conquistarlo.

Raphaela said...

¡¡GENIAL!!! ES COMO SI MI ALMA SE HUBIESE DESGARRADO CON LOS EFECTOS DE LA MUERTE... YO FUÍ UNA DE LAS ENMASCARADAS, ESTUVE PRESENTE, VÍ EL VENENO EN TUS PERFILES Y SALÍ HORRORIZADA... LAS TINIEBLAS DE TUS MANOS ENAJENARON MIS SENTIDOS. MI ANTIFAZ, ERA DE LAS PLUMAS DE MIS ALAS... ENTONCES VÍ TU BURLA...

LA MUERTE SALIÓ TRASQUILADA...

Lord Lavengro said...

Salve Ligeia y la danza de sus siete cuervos, acompañada de la mano del Hades, su eterno amante!
Qué hermoso y genial relato me has dado el placer de deleitar.
Princesa, mi capa al piso y una invitación a degustar un caliz con mi mejor sangre, entre las cortinas de sombras de mi castillo. También el Hades, mi hermano, está invitado.
Este oscuro Señor os deja saludos, Princesa Ligeia.

Natalio Ruiz said...

Habrá que terminar con los reinados, y hasta el propio reinado de la muerte roja algún día tendrá su final en la mente de este cuervo sin alas y con ella la ausencia de estas palabras que como acantilado crecen entre las ramas de mi avinagrado corazón. Iä Ligeia, Iä Shaitan!

luis amezaga said...

Hipnotizado por la danza, no vi venir tu boca que mordió mis labios. La sangre te excitó sobremanera evocando el principio y su final. Diferentes caras antes de entregarme al vacío esquelético de belcebú y sus ángeles.

mago said...

Aquí está a sus ordenes este Mago. Impresionado de la belleza del texto y de la dama. Temeroso y ansioso q lo elija pa sus diversiones nocturnas. No m gusta tratar con diablos, pero con la hermosura sí. Besos,

pptso said...

He aquí un noctámbulo, desesperado por encontrar luz en medio de tinieblas y temeroso de que al no ser la luz de mi agrado prefiera retornar a las noches oscuras, donde hay princesas escondidas tras el manto lúgubre de las lunas ausentes

pptso said...

La oscuridad ha retornado
y he perdido el temor
una sombra cruza el umbral
y su silueta queda marcada
con las manos extendidas
hacia un averno desconocido.
Princesa de trajes oscuros
has regresado!!

Freyja said...

que hermoso como lo escribes...dejas ver sueños, dolor, nuerte y lealtad, tomas y dejas
hermoso
mi abrazo enorem y una bella semana

besos y sueños

Clarice Baricco said...

¿Será que llegue la boca que te sacie? ¿O prefieres seguir probando? ¿Qué buscas en una boca? ¿Tus huesos son suficientes?
¿Atar a un mal poeta? ¿Cuántas largas cuerdas tendrás? ¿Es justo matar con los ojos a los que les cuesta fabricar letras?

AkashA DulcineA said...

Oh, veo con agrado que conoces de cerca a mi ángel negro, a mi "madrina" Muerte, esencia de poderoso caos que resulta irresistible en cuanto color se presente, si es roja ha de querer tu pasión...

Alguna vez yo besé su manto carmín, ahora se ha tornado más oscuro que la noche misma pero es Ella quien me cuida los vuelos... trátala bien, Ligeia.


Tormentosos saludos.

felicienta said...

Que Tal ....

Me e quedado sorprendida al entrar a tu blog !!y mas al leer el post !!! agradezco Ligea tu visita y seguire viniendo cada vez que pueda con su permiso claro :) quiero ser participe de tales historias y sumergirme en la imaginación !

see you !

Raphaela said...

Así que quieres reclutarte en la Guerra de los Océanos y ser mi enemiga...
Un ángel y un demonio no son compatibles...
Doy mi firma en tu pergamino de las lágrimas querida amiga,
La luna pone trampas en tu féretro y yo soy rebelde todavía...
Que las plumas hablen...
Raphaela.

FRABGUISTAK said...

EXQUISITO!!!
¿Con todos has tenido amoríos?...
La muerte puede ser placentera si se vierte el veneno en mis perfiles...
EXCELENTE!!!
Tienes talento Ligeia HERMOSA será difícil esa guerra oceánica y yo seré espectador y protagonista ya verás como conquistaré a Raphaela...

DINOBAT said...

Hola como estás?, buen blog, interesante!, nos leemos, saludos,



JD
n76pf@hotmail.com

Amapola said...

Aplausos princesa, aplausos a su demonio perverso, aplausos a sus siete cuervos.
Placer, placer de esos que solo un sueño de opio interminable puede proporcionar es el que se siente al tejer y destejer tus letras.
¡Magnifique!

Mi beso

media_veronica said...

Todo lo contrario.
Todos caemos de alguna u otra manera.
Pero preferiría a veces el final de tu impecable escrito, que la tentación curiosa de quienes probaron el desconcierto.
Saludos

Nosferatu said...

seducir a la postrera con una danza fatal. entonar sus notas lúgubres, darles color. rodear sus figuras con preciosas letras entrelazadas. recursos para enamorarla, para medir sus distancias, recursos para extraer de ella algunos hechizos, para insuflar vida en las cosas ke pertenecen a su reino.
seducir a la postrera.
de mujer a mujer.

Exiliado del Tiempo said...

éste escrito me hizo viajar y tocar la muerte aún sin despertar... saludos!

Alvaro71 said...

Que grata sorpresa este (gótico?) blog....es todo un mundo que ya iré descubriendo.
1 abrazo,

Lord Lavengro said...

Mi carruaje de sombras me ha traído nuevamente a tu pomposa fiesta de máscaras, y de la mano de Hades danzabas la música de la muerte.
Un abrazo Princesa

Freyja said...

pasoa dejarte un abrazo enorme
y que sea una bella semana
mil sueños


besos y sueños

Jongleur73 said...

Hola..me gusto mucho esta especie de viñeta que has creado en torno al concepto de la danse macabre...y el sello tan personal que le diste...

Saludos

Jorge Andrés Gómez A. said...

En la Guerra entre demonios y ángeles no hay vencedores claros, sólo mortales que logran ver en cada batalla, como su humanidad aflora, pues tienen de ambas cosas...son una misma raza ¿será así?
Saludos

Ligeia said...

Puede que tengas razón Arismendi...
Pero en tu bitácora los demonios son bastantes... Hasta hay humanas... Sólo un ángel te redimió...
Y la indefensión fué bastante abrumadora de tu parte...
Tu sabes... El ángel no necesita elogios, basta con leer sus textos para darse cuenta que sus letras hablan...
No es casual que ayude en mis textos, como escribió en el tuyo, es parte de su rehabilitación ayudar a los demonios...
En esta batalla me declaré incompetente en sus inicios, pero despues reparé mi falta, la humanidad sobresale, por que en nosotros, habitan los verdaderos demonios...
Tu pregunta es compleja, en mi féretro en conversación con mis cuervos la dialogaremos...

Just Me said...

Siempre es un placer pasear por estos lugares.......

Cicindela Zida'ya said...

Muy buen sitio este tu castillo de historias...volvere muy a menudo... gracias infinitas por su visita a mi humilde osario.

Frabguistak said...

Hermosa doncella, maldita como siempre, usted le dió los disparos al comentarista de las 48hrs, todos los que estuvieron en sus comentarios somos sospechosos...
¿Usted provocó el disparo?
¿dónde estuvo en el momento de los hechos?
¿Usted es la asesina?
¡confiese!

Just Me said...

Quizás con el objetivo de que las coinciddencias dejen de ser abrumadoras he construido algo entre tod@s nosotr@s... Quieres seguir compartiendo????

José Antonio Galloso said...

Tu blog es misterioso y hasta cierto punto perturbador y por ello atractivo.
Definitivamente Volveré.
Saludos

alanising said...

Interesante lugar...

Me encantó la escena, muy atractiva.

Gracias por visitar.

vendré pronto.

luz rosa para ti.

aLaNiSiNg

Alexia said...

Mi bella te dejo mi abrazo y extiendo mi mano de piel blanca para que visites mi atico.. mil ugar de hechizos y pócimas se te agrdece tu visita saludos

BELMAR said...




¡¿El eterno retorno de nosotros mismos?!

BELMAR said...




¡¿El eterno retorno de nosotros mismos?!

Cletus Qasidy said...

muy linda danza, me paree que será tema libre, lo que quieras escoger, el viernes te aviso, lo sigo pensando, posiblemente el siguiente sea mi ultimo post, es muy posible