LIGEIA, GEMÓNIDES Y RAPHAELA

La tiniebla de mis manos había llegado a la perversidad más indolente, sentía en mis mejillas el ardor de la malicia, el pecado era exquisito y me acariciaba, mis piernas en un encaje inconcluso tenían una ventaja reveladora, erguía mi cabeza delicadamente hacia la luz, mi semblante había percibido débiles huellas... Sentía como en mi lecho de ébano evocaba la más hermosa catacumba que haya tenido jamás una princesa, mis obsequios de tiranos, ladrones y piratas eran puestos a los pies de mi sarcófago,
El sabor póstumo era casi tan apetitoso como el dolor y la blasfemia, mis aves de rapiña ya no podían de tanto horror maravilloso.

Buscamos algunas palas y empezamos a cavar ciertas fosas,pensamos con locura abrir ciertos cráneos...
Mis huesos a todo lo largo de mi columna hasta mi cintura eran un hermoso cadáver, podían verse algunos jeroglíficos en todo mi cuerpo, esta vez reuí extraer las telas de araña del papiro de mi linaje, me repetía mil veces bajo la epidermis como pude ser mordida por el Conde de la Conquista, simulé ser una princesa, ahora mi abolengo estaba por ser estudiado por los Arqueólogos de las Sombras...

Mis senos en tal simetría eran todo un misterio... Se descartaba de plano que fuera la hija de un Faraón con mis antecedentes obsenos, solo su amante, mis rasgos tan finos eran todo un acertijo, un simple arañazo le dí al experto en lápidas, me hizo abrir las piernas hasta el tope y eso no estaba en el contrato de tumbas, ¡que ingenuo! valiosos privilegios tienen los que me obsequian las joyas en las catacumbas, sedienta estaba... Tuve un colapso nervioso... Estaba en pleno procedimiento en dilucidar mi árbol geneálogico, sentía como mis huesos eran estudiados minuciosamente, se dió un receso para el descanso de los jerogíficos.

El lunes muerto y fatídico volvió a repetirse, Poe me describía en el teatro de las sombras, mi fino medallón de los hebreos en exquisita simetría diabólica... Las imágines de Dios y su cruz hacia lo alto estaban muy lejos de los instintos de esta fiera, el festival de Venecia era una hermosa máscara idólatra, el paganismo europeo me era apetecido como la cazería de la inquisición a las brujas de la bella Italia...

Se planeó que mis restos fueran enviados en un navío fantasma, pués una de estas hipótesis de estos expertos en tumbas era que fuera una diosa romana por la finura de los rasgos, en algunos huesos ...
Mis encajes eran apetitosos, rojos como el sabor de la sangre... Estaba poseída por un mar incestuoso ... ¡Yo era la hija de las mareas y las sombras!...

Estando en los canales de Venecia las nociones físicas y matemáticas sucumbieron en la geometría de mis senos estando en las aguas, era un descanso breve el de los arqueólogos, pero para mí y mis aves devoradoras, significaba estar en las catacumbas de la cuna del renacimiento, despertar a los genios del arte y dejarme desvestir en su genealidad.

Gemí al ver tantos antifaces idólatras al renegar de tantos arlequines con mofas, títeres de poca monta, calaveras obesas, y cadáveres con grandes pócimas del veneno de la juventud, todo era apeticible en el teatro de las sombras, evité ver el rostro del fantasma de la ópera, el que de tanto sabor a blasfemia, hizo los compases más intensos en mis vértebras, mis huesos fueron llevados por voluntad de mis cuervos a Raphaela, como actriz principal de la comedia de los laberintos de Alcatena y Mazzitelli... Al ver el ángel amortajado, grité de tanto deleite, en medio de los aplausos quise ver a mi rival más fuerte como era devorada por el Demonio de gran joroba Gemónides, en medio del palco los espíritus de los dioses me hacían invitaciones a sus circos romanos...

En el segundo acto la pestilencia, eran cánticos de júbilo para los idiotas... La grandiosa, la intectual de Raphaela había dejado a Shakespeare sin ideas... ahora... muerta el ángel... ¡Yo seré la reina del teatro de las sombras!...
Ya no tendrían jeroglíficos que descifrar, sarcófagos que restaurar, ni ángeles amortajados que revivir... Para los malditos arqueólogos, era un apetitoso desastre...

El Teatro de las sombras era el palacio jamás visto por el ojo humano, ¡solo para locos!...
Había malabaritas ciegos, ángeles trapecistas, polichinelas que eran los abogados de las causas del Diablo...
Una vez dentro y finalizado el espectáculo, no había noción si el palacio en sí y sus personajes eran personajes o títeres verdaderos, los salones demenciales gritaban ¡salven a lady Ligeia! que ahora es nuestra dramaturga...

¡Eso era! quizás con ideas tan vagas dí origen a la mitología romana, y yo inventé mis rasgos para ser una princesa, utilizado para mi facciones tan sofisticadas, ¡al idiota de Poe!...
Pero saben, mi procedencia inhumana es un misterio, ¡ni Raphaela la grande!, ni la escritora de Raphaela...¡A esa!... ¡La estrangularé con mis propias manos!...

¡Esto es un ardid! ¡Ligeia!, grita unos de mis cuervos.... ¡el Demonio en persona te ha secuestrado!...

El demonio de gran joroba llamado Gemónides, hace cita con el Príncipe Siniestro, cuando terminó de narrar su historia, se recostó en la cavidad de su tumba... Cuando las garras de Demonio en una caricia animal, desmenuzaba el pescuezo del bufón de la corte, usando las letras del poeta Silvacedo ¡exclama!...

Cuando el hacha del verdugo
caía en la testuz del bufón de palacio,
un soplón del monarca bajó presurozo
a las mazmorras
y devolvió la vida al enano y curcuncho
¡Alto! gritó desde los últimos peldaños
de la escalinata.
Mi señor comprendió finalmente la gracia
del chascarro que a su oído contaste.
Realmente lo celebra, os perdona la vida
y desea que os llegueis hasta él.
Vino Gemónides a los pies de su rey y dijo
Majestad, sabe que me complace tener aún el alma en el pellejo
Y ahora deseo divertiros con una adivinanza
¿Sabéis qué es lo que guarda esta joroba horrible y prominente?
¿No lo sabéis? Pues, la cabeza de mi anterior amo,
tirano derribado del trono por su pueblo.

Ahora Gémónides ... Sé uno de tus secretos...

55 comments:

Nanael said...

Que relato alucinante!, ¿quién es en definitva Lady Ligeia?, de dónde proviene su belleza?, lo único claro es que es irresistible para humanos, demonios y ángeles, todo lo demás es un misterio en ella.
Este teatro de las sombras que quieres instaurar es más afiebrado aún que el teatro mágico de Hesse (entrada no para cualquiera), podré entrar a mirar el espectáculo?, puedo llevar invitada a Raphaela, te parece?, siempre y cuando no quieras ponerle las manos encima...

Ligeia said...

Nanael,
Me complace que seas tú el primer invitado en el espectáculo del teatro de las sombras...
Ni Hesse, el pervertido, ¡lo hubiera imaginado en las tinieblas!,
¡muerta el ángel! ¡yo seré la dramaturga!.
Leí que escribiste toda una oda a la raza humana... Mi apetito es vorás y nunca he degustado el cuello de un ángel enamorado de un ángel,
¡Nanael! olvida el espectáculo de escritores suicidas y poetas malditos de Raphaela, su macabra escritora hoy forma parte de las huestes del infierno...
¡Nanael! No pelees en la Guerra de las Marejadas, al verte en el frente, no dudaré en degustar tu cuello...

MentesSueltas said...

Ofrezco mi cuello a tus encajes... Pero te advierto que no tengo amos y no guardo sus cabezas.

Solo miro por la ventana del tren abandonado y escucho a Spinetta.

Quizás en el mar del tiempo, debas rendir tu barco y allí abordaré sin piedad, en busca de tus sedientas historias.

Sigo atendo, MentesSueltas

frabguistak said...

No puedo creer que tu maldad haya trasgredido el pacto de no-violencia entre los dos, ahora quieres dar tus mordidas a la escritora de Raphaela ¿Porqué?, tal vez, quieres las ideas,
Quién ese idiota de Gemónides para venir a matar por encargo o POR GUSTO.
Están hermosas tus negras letras, más que las monedas de barro con que echaron la suerte las trapecistas en el espectáculo,
me gusta que tu origen sea todo un misterio, la maldad te asienta tan bien que enamorarme de tus ojos maliciosos es ya un hecho confirmado en las tinieblas de Frabguistak.

Ave Fénix™ said...

Hola Ligeia...

Me complace saber que tus alas negras estan en mis cielos, no importa el color, si no cuan alto pueden volar, he leído integro lo que dices, es un espectaculo de sombras maravilloso que hasta un ave fénix como lo soy yo, se siente feliz de atravesar estos horizontes, prometo regresar y apresurar el vuelo para encontrarnos en este cielo.

A propósito hoy te linkeo, para que no haya pretexto para venir y leerte.

Un privilegio estar aquí.

Raphaela said...

¡Que diabólica eres Ligeia!...
Quedarte con el circo de las sombras...

Pero hoy es el sepelio de Ligeia, y los fantasmas lloran en la circunferencia, el reloj lunar sepulta el cortejo en las ultratumbas de las citas negras, y la danza de los vampiros es preciosa cómo la de mis Arlequines...
¿Me pregunto?...
¡Cómo diablos doblo mis alas! para dormir en este féretro...
No has pensado Ligeia que si te quedas con mi Teatro yo puedo quedarme en el réquiem de las sombras de Alcatena y Mazzitelli usando tu perversidad,
Si no recuerdas en mis laberintos tengo mis propios demonios por quien ser devorada..
Una vez que Siniestro ejecutaba su obra "Dar vida a los espántapajaros" una pluma negra cayó de sus alas...
Cada pincelada era de él, cada gesto, incluso su corazón (péro aún faltaban partes) para eso reclutó demonios, había detalles que perfeccionar, y al fín mis espantapájaros cuidarían de mi alma.
y luego vino el descanso... mi pelo enmarañado, mi saliva, hicieron por mí, el milagro.
El requiem de las sombras jamás pasará por aquí...

¿Has olvidado a Ninómade?
El mar separaba el continente asiático de mil formas poco habitables. En ningún punto se divisaba el sol. Y las sombras oceánicas, en un momento estratégico, dejaron ver al faro del destierro, sólo un alma le habitaba... sólo una...
Ninómade era un fantasma, quejumbroso, poseía en sus espaldas la ira de otros, su espanto, talvez, me recordó a mi tan amado Siniestro...
-¡Los ángeles, no están permitidos aquí¡ ¡váyase!-

Sería una locura señor Bestia, que no tomásemos una taza de café con un poco de malicia, como mis amigos poetas... y su alma solitaria y repentina abría la boca para un sí, que en horas de réquiem segundo, se convertieron en un no de tumbas.
-¡Maldita señorita! ni alas tiene...- y yo reía .
En el faro había un relicario gótico, oxidado -es para la decoración-, dijo Ninómade.
Mi habitación de terciopelo negro, era exquisita, se oía el mar quebrando en las rocas. Mi ventana daba a todos los lugares del mundo fantasmagórico.
-Espero que esté comoda, esta habitación le perteneció a la vampiresa Ligeia, la de color tinieblas, la más hermosa de estas costas...-
¿Más que yo? ¿acaso una demonio es más hermosa que un ángel?
-¡maldita Raphaela!- y huyó ruborizado. Dí mi oración de las buenas noches y oré por su falta de humor...
Al día siguiente Ninómade me esperaba sin desayuno, sólo con algunos textos de humor negro -es para entenderle- me dijo.
Mi sátira del día no se hizo esperar, ¡Señor! su cara no es de las mejores, y en mi mundo si usted no obtiene la risa, está condenado al abismo, ¡hombre feo y pesado! no es atractivo para las ángeles, ni menos, para las endemoniadas...
-¡Señorita Raphaela! ¡usted es un demonio más astuto que yo! ... y por fin reimos juntos...los cinco dias restantes.
Antología del humor negro... se llamará mi próximo librito y en su faro de ultratumbas será el lanzamiento...

¡Ten cuidado Ligeia!
huelo tus pasos...

Lord Lavengro said...

Gran sorpresa me han dado ustedes, Princesa Ligeia y Raphaela, que al parecer, a pesar de tu relato, no está muerta, sino que dice conocer tus pasos.
No piensas, Ligeia, que Hesse en su infierno algo sepa del destino del teatro que es sólo para locos, y que aún su pluma tenga algo que decir?
Genial vuestro relato, alucinate.
Volveré desde mis sombras para encontrarte en un nuevo mundo al que te has ido, dejando tu féretro al alcance de otros demonios.
Saludos, My Lady

Lord Lavengro

Tango said...

hola, es la primera vez q te visito, no he podido leer más tu perfil, eso de decidió a entrar. esper tener oportunida de leerte detenidamente.

Interesante mix de lujuria-obscuridad

el tanguero solitario cabalga por la lujuria-oscuridad

Blood said...

Interesante, aunque algo largo el relato. Eso por ahora.

Saludos sangrientos

Blood

Raphaela said...

Se abre el telón de Raphaela
(después de su leve estado, en donde la fiebre la hizo estar postrada tres días en cama, aparece la actriz con una falsa sonrisa).
Se dirige a los asistentes del palco...

Veo que tu también estás en la obra prima, desgustando arlequines con mofas, títeres de poca monta. Tanto sabor a blasfemia, te ha hecho más astusta, la apetecible envidia corroe a los títeres y a las brujas...
-¡Aplausos!¡aplausos!-
¿quise ver a la rival más fuerte de Ligeia ser devorada por el Gran demonio Ninómade...
-¡Que suenen las campanas de palacio!-
(en medio del palco los espíritus de los herejes gritan)...

-¡Dios la salve! ¡Dios la salve!-

Veo que el Jorobado de Notredame oró por mí a las afueras...

-El segundo acto las escamas, eran cánticos semánticos para los idiotas... La grandiosa, la intectual de Raphaela había dejado a Dostoievski sin ideas-... Ahora... ¡resucita el ángel!...
-¡Aplausos! ¡aplausos!-
Vendrá un bufón de Alcatena para hacer rodar cabezas de los ignorantes...

El Teatro de las sombras era el palacio jamás visto por el ojo humano, ¡solo para locos!...
Habían malabaritas escritores, soberbias literarias,y ángeles que eran demonios...
Una vez dentro y finalizado el espectáculo, no había noción si el palacio en sí y sus personajes eran personajes o títeres verdaderos, los salones demenciales gritaban ¡salven a Raphaela de Mazzitelli! que ahora es nuestra dramaturga...

Glauca said...

Maravillosa y terrorífica tu manera de escribir en este teatro de sombras. Me siento sumergida en una película en la que el miedo me envuelve y temo a cada instante dar el salto y ver mi cadáver envuelto en esa tela de araña, siendo escudriñado por mil ávidos ojos.
¿QUé guarda la joroba? posiblemente la carroña de los despojos encontrados en las fosas, jejeje.

Besos nerviosos!!!

Darilea said...

Hola Lady Ligeia
Has confeccionado un excelente relato, que desde principio a fin
te introduce en las tinieblas de
un perfecto carnaval de sombras
y quimeras.
Un besito.

Ligeia said...

Raphaela ¿Has despertado?
Pensaba que estabas muerta...

EL HIPPIE VIEJO said...

ESTARÉ VIVO ? , O SERÁ MI SOMBRA LA QUE ESCRIBE ?.
VENGO DE ESTE VIAJE DONDE LAS SOMBRAS Y LA OSCURIDAD , CLAVARON UNA GRAN DUDA , ¿ SERÉ YO ? .

MI OTRO YO TE SALUDA , AGRADECE Y DICE :
MUY BUEN RELATO .-

ADAL

SHALOM

Frabguistak es Frankeinstain said...

Raphaela ha despertado y por lo visto su tinta roja está muy afilada, Ligeia no me gustó que usaras al Getónimes, cuando las plumas de oro son tan dulces como el almibar, tus encajes se aprecian cuando la luna les dá el paso, las miradas envidiosas te siguen como demonios en pleno invierno, no devores a mi ángel ¡te lo advierto! podría ser el demonio, podría ser tu Padre...

Ligeia said...

Sé quién eres y sé también que tienes un blog, ¡no me tientes cariño!, que tengo tu correo... podría mandarte una pócima muy dulce y cariñosa a tu castillo del espanto, y eso te dejaría tieso, jorobado y muy bello...
¡Frankenstein! me gusta tu largo cuello con las puntadas de hilo muy mal realizadas, me gusta que tu maestro se haya horrorizado al verte, eso dicta de la gran obra que eres en las tinieblas del charco...
Me gustaría que fueras mi siniestro Príncipe a quién castigar por las mañanas, que mis telarañas de seda te tejieran una hermosa capa y que murieras de frío, beberíamos juntos el brevaje para los idiotas, y en vez de una, tú beberías dos copas, ¡te imaginabas tanta belleza!...
Me apetece un cofre al costado de mi tumba, y para mi deleite me obsequies la palabra perversidad...
¡Mi demonio!, como amo a la tiniebla de mis manos...

Goncolo said...

Hola, un placer conocer tu blog gracias a tu visita en el mío. Lo visitaré con más tiempo para leerlo. Lo que he visto hasta ahora me ha gustado.
Que se repita tu visita.

Un abrazo.

Erotismo said...

Increíble muestra de talento narrativo y de fantasía.

Ligeia, gracias por dejarte caer por mi blog, aunque he de decir que está a años luz de tus capacidades. Es muy original, me gusta la mezcla de sensualidad con mundos mágicos.

te linkaré!

José Antonio Galloso said...

Ufffffff!!! qué intenso, lo he disfrutado mucho. Además el trabajo visual es increíble.
Saludos

frabguistak said...

Mmmm...
Ligeia creo que has dado en el clavo, tu perversidad me ha dejado desnudo y muy desamparado,
¿Que os guarda tu benevolencia, que hasta ahora no me has delatado?
Será una trampa malévola la que enmaraña tu pelo, será que tu siniestro escote me prepara un dura venganza, estoy descalzo...
Pero tengo una daga de los enanos grandotes, si quieres te daré mi corazón en una bandeja de plata,
devora mi cuello si quieres, dame un puñal por la espalda, sólo yo amo la maldad y es por eso que un día de estos te haré mi princesa,
tibio es tu cuello por tanta sangre coagulada, eres tan hermosa que ser tu esclavo, sería para Frabguistak ¡todo un privilegio!.

AkashA DulcineA said...

Hummm... comprendo el deseo de quedarte con el Teatro de las Sombras, ha de ser irresistible acabar a un ángel, ¿no sería mejor devorar sus tiernas alas?, así no te reclamaría después...

Insondable viaje, Ligeia, hay que recorrer el mundo aunque ya seamos cadáveres.


Oscuros saludos.

Rhufus. said...

Ligeia, mi dulce y plácida Ligeia, enamorado de ti estuve hasta tu muerte, tu pele negro y tu hermosa cara es lo que añoro de ti, tus ojos negros de lujuria, hay de cuando los encontré, taciturnos de mirada perdida en la oscuridad, pero acá te encuentro, y aun sigues haciendo de las tuyas en el teatro tenebroso de las sombras, Poe, te dio un alma traviesa, Poe cuanto alcohol y opio...
Saludos.

Princesa Dariak said...

Dariak es mi nombre, de la noche del Dragòn y de la Reina de la Luna.
Mi espada es virgen, y està sedienta... Mi vida o mi muerte es desierto, arena y luz. Estoy encadenada al mundo de los humanos. Pero huestes oscuras me persiguen, son tus huestes Ligeia, contra tu sangre he de luchar? No. Algo mas horroroso y terrible, nauseabundo... la forma de la maldad que tiene ojos humanos... y se viste de misericordia y bondad...se cubre de luz para pasar desapercibida.
Tu eres valiente, y demuestras en sombra de sombras tu escencia de vampiro... hasta algun dia te pedirè: muerdeme... para por fin salir de esta maldiciòn.

Saludos, y la venia de mi Espada.

Teculio said...

A las doce menos un minuto hizo su aparición en el recodo de aquella callejuela el carruaje de la princesa Ligeia que se detuvo exactamente a las doce en punto delante de la estatua erigida en honor del legendario cacique Itzi Huicatzit, al abrirse las dos portezuelas simultáneamente apareció el cofrade de la Princesa, un siniestro engendro de Iván Tresquetecho, mejor conocido como “Iván el terrible”, quien me invito a abordar el fúnebre coche tirado por una cuadriga de seis caballos, negro azabache, sin percatarse que el indio de las tierras guasirucas por virtud de la rama de acacia se había desdoblado por un lado en Jiñocuago el osado, vehemente en carne y hueso y por otro en Dersú etéreo y protoplasmático, el observador y relator de estos esplendores. Una vez dentro Jiñocuago se acomodo en medio de dos hermosas doncellas quienes amablemente procedieron a vendarle, mientras yo flotaba en su aliento y nos enrumbábamos hacia el mítico “Teatro de las Sombras”. Todo aquello me llenaba de curiosidad, ¿sería aquel un viaje sin retorno? ¿Sería el palacio tal como lo pintaban? Imaginaba a Ligeia como una figura teatral, una mujer de mucha belleza, sofisticada o más bien extravagante, capaz de las más audaces excentricidades. Al llegar, fui conducido en mi real desdobles, del interior del coche a un pasadizo donde se me despojo de la venda, una cinta color púrpura que se guardo en el corpiño una de las exquisitas damiselas que enseguida desaparecieron, quedando junto al indio la figura enjuta del que se hizo llamar así mismo el edecán, llegamos ante una puerta labrada en bronce y después de tres toques asestados con un aldabón alguien con una vos estentórea solicito la palabra de pase… El edecán dijo deletreando con sonido gutural… E – D – O – M… y como por arte de magia la pesada puerta se abrió franqueándome la entrada al regio recinto en cuyo palco principal estaba la anfitriona central de aquel espectáculo, la princesa Ligeia flanqueada por el mítico Demonio de la luz fiera, el Arcángel Gemónides, jefe de las huestes celestiales de los “sin cielo” que a su vez era flanqueado por la semidiosa Raphaela.

¡Bienvenido seas! dijo una voz dulce como el meloso tono de una flauta, la cual me sonó como a sueños de cristal. Todo estaba en penumbra y el cuerpo de Ligeia la dramaturga chisporroteaba como si tuviera prendido al cuerpo miles de luciérnagas. Su cabeza era impresionante circundada por un aura de rayos serpentinos y su cuerpo orbitado por un halo de buitres revoloteando y sus alas transparentes. El ambiente era tan surreal que costaba dar crédito a todo aquello que más bien parecían invenciones de una mente enfermiza al borde de la esquizofrenia. El indio sintió un duro estremecimiento y como que tenía una piedra en la garganta. A todos debía ocurrirles lo mismo menos al Arcángel esbozado en una túnica azul con cuello dorado que remataba en una capucha roja que le cubría la cabeza y parte del rostro. En el palco opuesto logré reconocer al celebre Nosferatu príncipe de los demonios de la luz ultravioleta y posteriormente jefe de las huestes de los “sin hades”, a su lado se encontraba la ninfa de las aguas subterráneas Natinat lucía una diadema de Rubíes de extraño color escarlata encendido que semejaban gotas de sangre.

arcana said...

Ligeia: estoy sorprendida y anodada. ¿Quién eres en realidad? Esa prosa abundante y barroca, generosa y copiosa, me cayó como un chaparrón en plena selva. Dices, y sin embargo, lo que omites dice aún más. Tus espacios y silencios son tan elocuentes que me hacen callar. Me encanta esta extraña mezcla de erotismo escatológico y carnaval, Indiana Jones y Poe, Poetas Malditos y Borges. ¿Qué hay de esa complcidad entre ti y Raphaela? Suscitas más preguntas que respuestas. Un abrazo extraña y magnética amiga. Namasté.

TOROSALVAJE said...

Que lujo.

Saludos.

Just Me said...

La seleccion de tus imagenes me atrapa por cada una de tus palabras...

Saludos Ligeia, y te esperamos en la nueva aventura...

http://laargolla.blogspot.com/

Ligeia said...

Anónimo de poca monta, sin gracia y falsedad absoluta,
¿Crees que no reconozco tus huellas en mi tumba?
Te haces llamar admirador y tienes más pelos en la lengua que demonio con navaja, si te metes conmigo es mejor que lo pienses dos veces, para que no te hagas la víctima cuando te vea llorando en el infierno...

Anarko-Kapitalista said...

O_o OMG!!!!

No me digas que eres la mismísima Ligeia del cuento de Poe. No sabía que tuviera un blog... xD!

Revolucionario hasta el tope, no. Posero hasta el tope, sí.

Saludos, bella Ligeia de negros cabellos.

Anarko-Kapitalista said...

O_o OMG!!!!

No me digas que eres la mismísima Ligeia del cuento de Poe. No sabía que tuviera un blog... xD!

Revolucionario hasta el tope, no. Posero hasta el tope, sí.

Saludos, bella Ligeia de negros cabellos.

alexandra said...

Debo confesar que eres terrorífica Ligeia, pero tus comentarios no se quedan atrás y la envidia se hace presente con sus brujerías, gracias por la negra invitación que llegó en una noche de danza japonesa, te invito al desierto, aunque no puedas ver el sol, eres sofisticada como el relicario de la fotografía de Ignacia, que conservo de cuando era una niña.
La luna es hermosa, y más con las danzas de las Diabladas, donde el Diablo en plena herejía le pide a la Virgen del Carmen cubrirles con su paño oscuro y recitarle mil oraciones, las hadas protegen a la Madre, los pieles rojas, los chinos que salen a la marcha al Tamarugal... Si vieras Ligeia con tus ojos profundos, lo que hace una Madre por sus hijos, comprenderías a La Virgen del Carmen, aunque sus hijos siendo demonios pueden danzar en pleno día con el sol quemando sus ropas..
La comparsa es larga, hoy miles de músicos andinos muertos de sed, los españoles hacen reverencia a los araucanos en son de paz, y los gitanos bailan con los árabes y intercambían sus costumbres,
señalando que nada es imposible...
Te invito a describir mi pueblo en el espesor del desierto en plena fiesta en la pueblo fantasma, Ligeia ¡eres bienvenida! a las puertas del infierno, pero donde solo hay santos, y cruces en lo alto...

Princesa Dariak said...

En cavernas con laberintos nos hemos perdido, perdidos todos nos encontramos en las entrañas de una tierra, cuspide de soles negros y desaforados instintos...
El nombre de mi entrada lleva en letras esculpidas con sangre de Dragon, LA ESPADA QUE NACE DE LA LUNA. En la noche de lo eterno, www.la-espada.blogspot.com... para perdernos juntas.
Conozco a alguno de tus cuervos, me han traido trozos de carne en medio del desierto... y los he masticado con voracidad.

Amapola said...

Ya no eres princesa Ligeia sino La Reina perfecta del teatro de las sombras, orquestando la sinfonía de lo oscuro en mil acordes hechos armonías en torno a ti, a tu cabello, a tu misterio...
He de prepararte un lecho de Amapolas, he de recostarte en él para ver como el sueño de opio te sigue llenando de nuevas partituras para escucharte de nuevo cantar.

Pura Magia!
Un honor visitarte

Jonas said...

interesante relato...me gusto mucho.

primera vez que te visito me encanto tu blog me tendras por aca mas a menudo

guardian said...

...
que teatro, que sombras..que osucuridad..
Gracias por tu visita
te dejo saludos..

Pedro Maza said...

Ya lo he leído. Lo que me ha inspirado me lo guardo. Beber tus letras es todo un placer, ahora mismo estoy ebrio de ellas. To socuridad es vecina y conocida.

Princesa de las nieves said...

Ligea, encuentro infames, ruines, despreciables y muy ordinarios los comentarios de estas personas faltas de juicios, por no decir cagadas de la cabeza. Lo que pasa es que no te conocen y no saben lo buena que tu eres. Me da rabia e impotencia que en un blog se lleguen a decir tantas estupideces. Sabes, no pesques, tu estas muy sobre todo esto. Tu sabes quienes estan contigo. No dudes de la gente que te quiere y tu sabes que te quiero mucho. Filo con estos imbeciles, no saben lo que hacen y dicen. En un rato mi super pololo computin te los jaquea y te digo quienes son. Dame solo unos minutos. Y ustedes creen que haciendose pasar por anonimos no los pillariamos?. Tiemblen por cobardes.

Sir Hache said...

Normalmente suelo tomarme grandes porciones de tiempo para pasearme por cada blog, leer y comentar si así lo amerita. En el caso de este teatro de la crueldad, de la tristeza, de la certeza, de la realidad irreal, de la franqueza, de las delicias, de lo escondido…Me llevará aun más tiempo, mismo del cual seguramente disfrutaré. Una gran paladeada de literatura, prosa, rima y sensatez!!.

-Le estaré frecuentando muy, pero muy seguido-

Saludos utopíanos.

frabguistak said...

Es innegable la envidia como visita tu féretro, me pregunto si el comentarista sabe con quien se mete en un circo lleno de títeres,
Te profesé mi amor en mis páginas y ahí llegaron comentarios soeces en tu contra, la maldad te sigue ¡abre bien tus ojos! amada Ligeia, mi sombrero lo dejo a tus pies, sabes muy bien quien soy yo, y la burla que han hecho por escribrir de nuestro amor en mis historias, es un mundo paralelo que lo entienda el comentarista que atemoriza y no deja su nombre, yo te dije en un mail quien soy yo,
Cuidado con la bruja, que ya sabemos su nombre, déjala con la envidia que coma su loca cabeza, mi admiración por tí es única aunque hablar en este idioma me cueste que ruede mi cabeza por el suelo, será la literaria, Ligeia nada más...

EL HIPPIE VIEJO said...

LIGEIA

PASÉ A SALUDAR
BUENA SEMANA

BESOS

ADAL

SHALOM

arcana said...

bruji..
Gracias por pasar a mi casa, estoy de cumpleaños he hice un humilde homenaje a la gente que dejo una huellita por mi lar .. te invito a comaptir , asi sea virtual ..
Besitos
Namastè

Ave Fénix™ said...

Pasando a dejar un saludo a ti Ligeia, esperando un nuevo espectaculo en este teatro donde las sombras son parte de este gran escenario, espero ansiosa tu relato.

Un abrazo!

Princesa Dariak said...

Ligeia, me cubro de nocturnos velos para llegar tu tumba.
Hasta los ojos me he cubierto con la profundidad del abismo. Tiembla el lino teñido de purpura, y mi sangre de adrenalina, disfruto de la brisa gèlida, sepulcral paisaje.

Vivi un tiempo en "Porque tantas palabras", esa casa pertenece a mis Padrinos, quienes me hospedaron amablemente. Pero extrañaba el desierto, la soledad y las dunas y mi busqueda en un laberinto sin paredes ni puertas ni ventanas, cegado de luz. En su arenas he escrito tu link, te he agregado a mi lista. Es un Vinculo, una uniòn, pues la luz y la oscuridad dan origen a las sombras!
En las noches de Lunas Nuevas te espero...

Una mariposa negra es mi regalo, mi saludo. Si te place, hasta puedes comerla, su gusto te serà exquisito...

Princesa Dariak
www.la-espada.blogspot.com

Verena Sánchez Doering said...

vengo a dejarte una invitacion donde la poesia esta siempre
un abrazo


Verena y/o Freyja

FRABGUISTAK said...

VÍ EL MÁS HERMOSO ESPECTÁCULO EN LA FRÍA NOCHE SEPULCRAL, EL CACIQUE ERA EL DRAMATURGO Y TÚ LA MÁS HERMOSA PROTAGONISTA...
VÉ A LAS PÁGINAS DEL INDIO JIÑOCUAGO

Teculio said...

TATATA TAM... ¡TAM!!

La princesa LIGEIA en persona ha hecho su entrada triunfal CON SU SONRISA SEPULCRAL de siglos, acompañada de su sequito de bufones, polichinelas, arlequines, erinias, parcas, ondinas y gnomos...
¡SILENCIO!
Dejen que ocupe su lugar en el escenario central envuelta en llamas de NAPALM y cuervos.
.
Venerable resplandor de truenos, todos los presentes te aclaman eufóricos con frenesí de escamas y luciérnagas… Nunca creí mi querida incógnita viviente, que tú te atrevieras a liberarte de tus efluvios y vinieras metamorfoseada en cruel diosa de la noche mi querida Ligeia, nunca creí que serías capaz de abandonar el entablado de tu palacio para visitar este impúdico teatro al oeste del paraíso, entre lo que ha Sido tu orgullo y el Tirón de tus esclavos. Pero es tu destino desafiar el fondo de tu angustia y entregarte al RAPTO rayaste con tu risa el velo del universo, se sonrojo Venus y Marte me hizo la guerra, pero Marte es de mi estirpe y al someterse a mis designios supiste en ese instante que también soy un ángel caído.

Ahora torvo me erijo en arquitecto de este antro, donde nada es eterno pero el dolor perdura, con mi luminoso cuerpo de plumas acrílicas desafié los macabros hechizos de la luz férrea y cogí camino de Sión transformándome en chamán desde tu medio día y de súbito un día, me invitaste al Teatro de las Sombras.

Aquí estoy desoyendo los consejos de mi hermano de la “G” sagrada, sepultando el veneno de la razón y la ciencia para encender la hoguera que ha de borrar mi cuerpo, así yo muera he de ignorar las leyes del desamor. Me he convertido en muerte y te convoco con mi talismán en mano, junto a los rostros esculpidos en el Teix, a estrujar los confines del Olimpo. Hoy, en este instante ruge más el silencio de la muerte que el trueno de la vida. Gemónides, de cuya joroba emerge la horripilante cabeza del cuarto rey de Edom y la transfiguración en Gedeón El Arcángel del gran Arcano que rige destinos y no se deja intimidar, ahora tiene última palabra. la palabra del libro del Misterio de los Misterios.

Un paso más, dos o tres quizás, el vértigo del abismo que me separa de Daath, cruzar el umbral del círculo mágico que me lleve contigo hacia mi tiempo en relámpagos furtivos, para talar cosas imposibles, tus alas que arranqué de cuajo, asciendo y desciendo con fuerza que arrasa y te llevo prisionera en la contratapa de mi leontina de oro. Ligeia deja que tus cuervos me picoteen el corazón y me devoren con los ojos clavados en la muerte. Pues este es mi laberinto y en él eres mi otro yo, mi espejo puente para la alquimia que te hace mía después de haber destruido al minotauro, clavo en ti mis raíces. El teatro retumba en mil vítores que te aclaman, y te recuerdan el gran teatro de Hiroshima o la plaza de Tlatelolco y quien te espera con ojos de cuervo quiere estallar de rabia, seguramente se ha vuelto a enamorar de un imposible. Raphaela no ha muerto te persigue es ahora tu séptimo cuervo de oficio, condenada tantas veces al suplicio por el ángel devorador de infamias, junta polvo de estrellas y jirones de sangre, yo con mi talismán te cubro porque avizoro la muerte prometida.

Mi querida princesa Ligeia por vos haré temblar los cimientos de este teatro me dejaré desgarrar el alma y exterminaré la raza de los colosos y, repartiré genocidio en el mismísimo tártaro, extinguiré a los demonios renegados y resucitaré a Cortazar, a Darío, a Roque Daltón, a Jerónimo, a Caupolicán y a Caballo Loco. Mi amérika es sangre encendida de Izalco y momotombo. Te llevaré conmigo por supuesto a la taberna de Cahill´s lejos de Texcoco pasaremos por Tuxtla Gutiérrez y nos quedaremos en el El Castillo y el Cenote Sagrado de Chichén Itzá estrangulada por la selva.

Suena trompeta y retumba el gong, se derritieron tus alas de negro acetato, sé que tienes que inmolarte Ligeia, el fuego de tus facies atravesó mi niebla, no soy aquel que fui. Río de muerte agonizante soy ahora, tu sarcófago ambulante, fantasma de ti misma, he alcanzado la muerte. Soy sempiterno.

Debo soltarte, liberarte del esplendor de mi duelo, de mi rostro hermético. Dejarte a solas con tu arcano.

Hacia el enlutado círculo central encamino mis pasos, te miro y dibujo seises en tus ojos…

Ligeia said...

Tu rapto era una exquisita y diabólica victoria, mi fino medallón de los hebreos, mi cruz cubierta, fueron puestas a tus pies, a regañadientes una de las ofrendas que tenía que dar como prima, por los ángeles caídos, pensaron en que tenía que dar mi ofrenda al Príncipe que viera mi verdadero rostro... ¡besarte en la boca! ¡un bufón dió su veredicto!, ¡mis cuervos no podían de tanta herejía! y como una dulce obra clásica del paganismo mordí tu tibio cuello... vociferaste en mi contra y el teatro por unos segundos bajo el telón a mi virtud,
-¡¡¡Que maten a los hombres, que maten a los ancianos y a todos los niños!!!, dejad vivas solamente a las mujeres jóvenes y hermosas. Pero si se ponen rebeldes, golpeadlas hasta que queden bien domadas-
Todo era hermoso un espectáculo a las orillas de mi mausoleo, tú eras mi muerte ¡Y ahora me perteneces! te hago mi Príncipe y mi esclavo, decapitaremos las grandes ciudades de Verona, y tu propia raza haré mi raza, realizaré la danza de los siete cuervos y a Raphaela le daremos una cómoda mazmorra en las afueras de mi tumba...
La princesa LIGEIA en persona ha hecho su entrada triunfal CON SU SONRISA SEPULCRAL de siglos, acompañada de su sequito de bufones, polichinelas, arlequines, erinias, parcas, ondinas y gnomos, y jeroglíficos milenarios...
¡SILENCIO!
Dejen que ocupe su lugar en el escenario central envuelta en llamas de NAPALM y sus Siete Cuervos, ¡que al idiota de Poe ha embrujado! y escribe para ella el amor ¡y la viste de negros encajes!...
Descendí a los infiernos sólo por el deleite de mis letras, mi literatura se vestirá de flores marchitas en señal de nuestro pacto...
Venerable resplandor de truenos, todos los presentes me aclamen eufóricos con frenesí de escamas y luciérnagas… Nunca creíste querido que tú te atrevierías a liberarme de tus garras y cubrieras mi piel cual Diosa de la noche mi querido "G", nunca creíste que sería capaz de abandonar mi tétrico palacio para visitar este impúdico teatro al oeste del paraíso, entre lo que ha Sido mi orgullo y el Tirón de mis esclavos... Pero es mi destino es desafiar el fondo de mi angustia y liberarme de mi RAPTO...
Siempre supe que...
¡Sh!.... Silencio... Por que en el fondo la hermosa cicatriz de mi tobillera aún tiene tu recuerdo de mi rapto de Princesa Fugitiva...
Pero el dolor perdura, con mi luminoso cuerpo de plumas acrílicas desafié los macabros hechizos de la luz férrea y cogí camino de Sión transformándote en mi chamán desde tu medio día y de súbito día, que te invité al Teatro de las Sombras....

Aquí estoy sepultando el veneno de la razón y la ciencia para encender la hoguera que ha de borrar mi cuerpo, así yo muero he de ignorar las leyes del desamor.
¡Que tú mismo has construído!
Me he convertido en muerte y te convoco a mi Teatro, junto con la perversidad... Hoy, en este instante ruge más el silencio de la muerte que el trueno de la vida. Gemónides, de cuya joroba emerge la horripilante cabeza del cuarto rey de Edom y la transfiguración en Gedeón El Arcángel del gran Arcano que rige destinos y no se deja intimidar, ahora tiene última palabra. la palabra del libro del Misterio de los Misterios.
¡Gemónides! ví tu mofa, la ardid era exquisita y no pude de tanta blasfemia...
Me llevas prisionera porque quiero dejaré que mis cuervos no devoren tu corazón, Pués me pertenece, este es tu laberinto y en él eres mi otro yo, mi tétrico espejo donde mi reflejo no tiene vista, ni credo...
El teatro retumba en mil vítores que nos aclaman, y recuerdan el gran teatro de Hiroshima o la plaza de Tlatelolco y quien me espera con ojos de cuervo quiere estallar de rabia, seguramente se ha vuelto a enamorar de un imposible. Raphaela no ha muerto
Pero verás sus Laberintos en mi Teatro, me persigue ahora es mi séptimo cuervo de oficio, condenada tantas veces al suplicio por el ángel devorador de infamias, ¡muerte prometida!.
Haré temblar los cimientos de este teatro me dejaré desgarrar el alma también extinguiré a los demonios renegados ¡y resucitamé! a Cortazar, a Darío, a Roque Daltón, Jerónimo, a Caupolicán y a Caballo Loco, Poe y al escritor que hay en tí...
Tú américa es sangre encendida Te llevaré conmigo a los más hermosos infiernos y reiremos juntos...
¡Suenan las trompetas y los tambores de la rebeldía!
Mis códigos marítimos empiezan mi llamado. Los océanos me acarician de manera indiferente por el hecho de serles infiel ¡me juzgan!, ¡soy la princesa de la oscuridad y esta noche hago lo que me plazca!.
Un suicida viene a mi encuentro ¡cuidado!... tanto danzar en mis contornos causa el efecto muerte...

Princesa Dariak said...

Aplausos!
Grito de pie, mis negros velos transforman mi figura, en el Dragòn que llevo en los genes.
Grito de pie: Bravo! y mis manos se enrojecen con sangre.
Y dejo caer sus gotas, para vuestro deleite.
Es la luz de la oscuridad plena lo que beben!
Una venia, Un saludo.
Princesa Dariak.

Alexiev said...

Que buenas ilustraciones... que buen relato... me encanto... lo distrute...
Suerte...

Lord Lavengro said...

Princesa:

Mis erráticos pasos me llevan de tumbo en tumbo entre sombras y luces, mas hoy vengo certeramente a invitarle a Oscuranto para que conozca Helena, de la mano de la prosa de otra oscura hermana.

Lord Lavengro

Monarcaxx said...

Si que es un teatro de las sombras, la sensación de estar en las sombras, al leer.
En el teatro como en nuestra mente la libertad de la imaginación se desborda.
Saludos.

LaRomané said...

Vengo a agradecerte la visita y espero que nos sigamos leyendo aunque no e alcance el tiempo lately.

Saludos
x0x0x0x0
laRomané

Raphaela said...

Que te hayas quedado con el Teatro de las Sombras me complace, ni el pervertido de Hesse lo hubiera imaginado en la más exquisita de sus tinieblas, que degustes cuellos con letras maliciosas son halagos y perversión para los poetas, que finalmente entienden que son sólo letras...
Mis arlequines te los dejos y también su ira, su gesto grotesco aún los recuerdo... Sólo por castigarme...
¿Me pregunto?...
¡Cómo diablos doblo mis alas! para dormir en este féretro...
No has pensado Ligeia que si te quedaste con mi Teatro yo puedo quedarme en el réquiem de las sombras... ¡Este es sólo un intercambio! aunque los hilos de un títere me haya dado un pequeño rasguño, es peculiar, conozco muy bién a los que eran mis bufones...
SI POE te amó me complace, pues de locos está lleno el Circo, me apetece que sigas con tus letras más escandalosas que un ángel rebelde... Mi habitación es de terciopelo Rojo como el telón de las Mareas EMISARIAS de tus apetitosos títeres, miras sus mofas eran dignas del absurdo, pero si embargo ví otras que casi me dejaron sin aliento ¡por supuesto! a tí ni cosquillas en tu capa produjeron, te invito a que leas el final de mi Travesía por el laberinto para que desgutes el final de esta historia, que sin embargo me produjo llantos en medio de tantos aplausos, Grandiosos han sido los funerales en mi familia...
Es por mis escritores MALDITOS, los poetas SUICIDAS no han hecho duelos por que piensan que esta obra tenían un final esperado entre medio de sus palcos...
Te dejo con tus letras noctámbulas, con oraciones negras, con tu féretro excéntrico y con tu prosa que es oro negro, te dejo con admiración por ser más astuta, por ser más despierta estando dormida, por que en el fondo yo también fuí una amante de Poe y compré en una baratas de ángeles caídos, su hermoso libro del Cuervo y sus Narraciones Extraordinarias donde tu nombre estaba impreso en medio de sus hojas...
No olvides ir a ver el Final de Raphaela, mis páginas se cierran por que mi escritora así lo ha decidido aunque muy obediente nunca he sido del todo...
¡Que canten las Lunas Negras! ¡Que las brujas blasfemen! Que mi pelo enmarañado y mi saliva tienen un nuevo desafío en sus letras, me despido con un adiós sencillo, con un beso que no es mortífero, sólo con letras sofisticadas por que esa es mi verdadera escencia...
¡Pero Voraz! como tu delicado apetito...

yi said...

tu blog es como esos libros que uno compra/consigue para leer cuando se "haga un tiempito".

agendado

algenib said...

Jaire oh ligeia la más bella de las inmortales de esta tierra. He dado contigo siguiendo los pasos de tu raphaela condescendiente, en sus laberintos se crearon sus dudas y en su conversación y repulsa parental devinieron sus odios, pero no la temas porque ahora está en terreno de nadie, nunca llegó a ser uno de tus cuervos, nunca murió pero estuvo cerca. Ahora sus alas no son ni blancas ni negras, sus plumas son de un color envidiable, tan envidiable para los humanos como los colores de tus finos y delicados labios. Desde arriba, cuando en tus noches circunscribas la vía láctea terrestre con uno de tus imperantes índices, te estaré observando desde un pequeño terreno en el cielo con forma de luz azulada. Tendrás más noticias mías.