AHORA SÉ CUANTO DE INCIPIENTE TIENE LA LOCURA


Ahora sé cuanto de incipiente tiene la locura, al pronunciar la palabra miedo.
Mis cuervos quisieron rectificar su ira, me vistieron de tul negro evocando el Requiem de las sombras. Me proclamaron la Princesa de los actos sombríos, putrefactas eran sus enciclopedias del miedo, sus sepelios son nuestras danzas del mal, habían transcurrido muchos siglos en mi memoria y un orgasmo traía su nombre, las letras idólatras se consumaban en el infierno...
Quería besar bocas nuevas, degustar la tibieza de los grandes Conquistadores, desmenuzar sus cuellos y ser la Reina de sus Imperios Sombríos... Uno de mis cuervos preparó mis atavíos maquiavélicos, uno a uno iba poniendo los maléficos tules que sujetaban mi corset como tejido a mi esqueleto, un ángel caído acarició mi delgadez, sus alas eran negras como su alma y sonreía al dejar caer mis diminutos encajes, la herejía era exquisita, quería entregrarme a su maldad masoquista, vestir sus regalos reveladores, dejar una esfera de oro en mi ombligo...
Sólo para seguir mi huella en los ardores del que alguna vez fué mi Castillo...
Grandes conquistadores ha tenido esta Princesa, pero débiles en apetito, entonces arrojo sus huesos y me pierdo el suculento banquete. Entonces mis cuervos se convierten en aves de rapiña para que los aniquile con mi saliva mortífera, dejo que me vean desnuda pero jamás les beso, les hago mis esclavos para que protejan mis libros herejes al alba, les sonrío complaciente, dejo que me desvistan cuando tengo sueño, que pongan en mis vértebras sus aceites perfumados y que en medio de sus alas febriles me acaricien del todo...
¡Huyen despavoridos! cuando dejo caer mis letras, cuando la ira me atraviesa, ¡Me temen! ¡Me aman! ¡Lamen mis heridas! putrefactas son sus enciclopedias del miedo, sus requiem son nuestras danzas del mal ¡Me odian! cuando mi carroza fúnebre prepara la huída al precipicio, rasgan mis terciopelos con ira ¡por que soy indomable! tratan de aquietar las aguas pero me gusta nadar desnuda en las salivas cálidas del olvido...

¡Silencio! ¡Esta suicida se prepara!... Uno, dos... Siete son mis súbditos y esta noche me complace un inesperado duelo, dos son las armas, uno el deseo. ¡Que rueden sus cabezas! ¡Que esta noche es mía! ¡Sé que tienes un revólver! la ví en la interperie de tu alcoba cuando me dejabas dormir entre tus brazos ¡Querido domador de fieras!... Yo siempre estoy en vigilia jamás mis ojos se cierran del todo, si ahora no bebes el vino que me dabas de beber de tu boca, no es lo único que extraño a estas alturas, mil años pueden pasar o sólo dos siglos pero los recuerdos no se extinguen aunque quisiera decapitarlos y si esta Princesa del Espanto se hace la dormida es para deleite de mis aves que quieren verme tranquila aunque sea una milésima ¡Nunca digas Nunca! aunque tomemos recesos, aunque los siglos pasen y los duelos de esta vampireza fluyan, las tinieblas de mis manos no descansarán ¡Has de saberlo! El Conde de la Conquista ha desmenuzado mi cuello, y la hija de los actos moribundos me ha hecho su Reina para dolor de muchos que querían sus alas apetitosas, por que si hay una cicatriz para este duelo es sólo un ínfimo rasguño...

Ahora sé cuanto de incipiente tiene la locura, al pronunciar la palabra miedo..

41 comments:

No te Salves said...

Yo tambien, se ahora...cuanto de incipiente tiene la locura...Saludos!

AkashA DulcineA said...

La locura es el comienzo de muchos dones malditos... el miedo aparece con el trueno, lo mandan los Dioses ocultos en las negras nubes, es energía vital, se mueve por cada arteria dándonos dos opciones: detenernos, paralizarnos ante el caballero del rostro desconocido... o, podemos beber del cuello del pánico y manipularlo para potenciar nuestro muerto cuerpo...

Cada quien decide... mas los seres del abismo siempre sabremos elegir valernos del infierno, en vez de huirle.


Nocturnas reverencias, Ligeia.

UMA said...

Ligeia: sabrà el miedo acerca de temer?
Tus palabras son lùcidas cascadas jugando en emtrelìneas.
Yo me inclino ante la fuerza que delatan.
Y que se atengan.
Un placer.
Un abrazo Ligeia.

frabguistak said...

Incipiente es la locura Ligeia al pronunciar tu nombre, tus palabras son sangre, piel, deseo, ínfimas parecen mis letras comparadas con tu sabor literario, tu dices que siete son tus aves de rapiñas y en uno de ellos me has convertido siempre siguiendo tus huellas, viendo como el mar se enrojece a tu deseo maléfico HAS DE SABER que tengo contemplado un hechizo para verte navegar en mis desnudas aguas, ¡aunque sea a la fuerza! visitaras mis páginas por que en ellas tu me contaminas, me has envenado, torturado y me encanta.
Quiero expiar mis culpas en el calabozo de las almas perdidas
¿donde quieres que haga el contrato con el demonio? tedrías mi corazón con solo levantar tu mano y sin embargo solo soy un cuervo con letras de rapiña por que la Reina lo solicita y hace lo que tú ordenas ¡TE QUIERO! ¡TE ODIO! PORQUE SOY UN MASOQUISTA ¡TÚ LO HAS DICHO! ¿Cuáles son los otros seis cuervos LIGEIA? con quienes tengo que usar mis armas...
Ah, pero te advierto que yo tengo mis avecitas que me complacen pero una sola es la que me arranca la piel y me hace un idiota, las otras me cuidan, me besan pero tú me condenas al infierno de la incertidumbre ¡LIGEIA!

Blood said...

Sabios y serviles cuervos te rodean. Buenos amigos y esclavos tienes.

Saludos sangrientos

Blood

Shlomit Baytelman said...

!Gracias por tu visita, que buen relato!!

Un titipuchal de abrazos.

Shlomit.

morris said...

locura...locura....locura quien este libre de ella , mejor que no viva

Lord Lavengro said...

Quizás el miedo sea una locura, querida Ligeia, una locura que los caídos desconocemos pues no tememos a los infiernos, sino que disfrutamos plácidsamente de sus tormentos y, como usted es una noble de estos reinos, disfrutamos cada deleite maquiavélico de sus costumbres.

Mi reverencia, Princesa,

Lord Lavengro

PS: Las palabras que dejó en mi Oscuranto me han llegado hondamente y se las agradezco.

Ligeia said...

¡Incipiente es la locura Frabguistak!...
Una vez que cruzamos las puertas de sus hierros forjados, una vez depositado el miedo hacemos a un lado la parte superior del ataúd y miramos la cara de su ocupante, reconocemos al difunto y en silencio pronunciamos su nombre...

¡Nadie te ha nombrado mi cuervo! En esta corte ¡Señor!, ni mucho menos seguir mis huellas, si ves el mar teñirse de rojo no es mi deseo, si viertes un hechizo en mí puede que tenga efectos secundarios, porque además de expiar tus culpas las mías te serán obsequiadas...
Para vestir de colores fúnebres el calaboso de las almas extravíadas...
Si ya no visito tus páginas es por que no das a revelar ese secreto a mis cuervos restantes ¡Indicales tú cuales son tus páginas! Si quieres hacer un contrato con Don Sata ¡No es mi culpa Frabguistak! Si quieras poner valor a tu alma, "que te asesores con un buen abogado en pompas fúnebres" es mi consejo...
¡ME QUIERES! ¡ME ODIAS! QUE AMOR TAN MASOQUISTA...
¡Shh!...
¡Silencio! ¡Esta suicida se prepara!... Uno, dos... Siete son mis súbditos y esta noche me complace reverlar tu nombre...

¡No!... ¡Nunca tan malvada!...

Alexis Coald said...

Gracias por dejar tus huellas en mi casa.
Sabes...El genero poetico que tu gustas es gotico, he leido varis poetas con este estilo, y tu tienes gran talento.Me encantan los cuervos
A tus pies

Alexis Coald

Sir Hache said...

Majestad, el miedo y la tristeza no se llevan, no se alían, simplemente uno puede despejar al otro...desplazarlo, matarlo, acabarlo, sepultarlo...Pero no para siempre, sobre todo cuando la locura es un síntoma inmortal. ¡Vaya, siempre he querido unos cuervos como los de usted! (Y que me saquen los ojos).

Saludos.

Princesa Dariak said...

He recorrido pretos arrecifes, costras empinadas, un desfiladero de árboles muertos y cuevas hediondas plagadas de alimañas, seguí la nube de cuervos, bocanadas de azufre y lava, incandescentes memorias vueltas en piedras grabadas con símbolos paganos. Llegué hasta el cementerio de los Elefantes. Sus marfiles una arcada sonriente, ojos mudos orbitando vacíos.

Estoy con mi nocturno turbante, mi capa de fino lino teñido en negro azulado, insignia en la frente, tilak rojo, Guerrera del Desierto, Guardiana de las Reliquias Sagradas.

No se iluminan las sombras a mi paso, me traspasan. Soy un sueño que no descansa. Uno que quedó tumbado en el altar de sacrificios.
Mi Espada enmudece su luz por respeto.
Luz y sombra, y sin embargo… el miedo.
Hice callar a la Luna y apagó las estrellas, - mi madre sabe de secretos en su cara oculta - Vendé mis ojos para estar ciega. La oscuridad me guió hasta tu sepulcro.

Los siete escudriñaron transparencias, clavaron astillas, mas no hirieron.
Aquí estoy Ligeia, entre sueños, en esa vigilia de amantes alados y plumas embarradas de fango pantanoso. Escuché el disparo. Sostuve la respiración. Miedo.

Y la memoria, luz enceguece a mis amantes. Los quema. Maldición de peregrina errante, sortilegio de mi Espada.
Ellos escapan, muertos, yo los dejo. Ya son míos.

Pero uno, un ángel cayó, transmutando en humano, engaño divino. Dulce engaño que me condujo a las puertas del Cielo.
El se quedó en la tierra. Yo en el medio de un sueño.
Desde el umbral viajo en espejismos hacia donde me plazca. Hasta que intrépido mi amor se encamine por el espacio yermo.
Al escuchar de ti, vine a pedirte consejo… como Gilgamesh al viejo Utnapishtim…

Si la locura incipiente del miedo al amor vencen… que queda?

Tus letras son una poción, ambrosía amarga que disfruto de beber de los dedos de mis amantes.
Aunque… él, único, uso la palma de sus manos, y ebria de lujuria no pude detener el instante…
Desafío de ser Inmortal.

Los ojos de la noche hundan su hoz en tu pelo como diadema.

Mi saludo, una venia

IGNACIO said...

Hay un placer en la locura que solo los locos conoces.
Loco es áquel que ha perdido todo menos la razón.
Sé que la primera cita es de Jonh Dryndhen.
La segunda la desconozco.
Gracias por tu paso.

MIENTRAS MÁS GRANDE FUÉ ESE AMOR MÁS CUESTA SANEAR LA HERIDA
¿CIERTO?....

Cierto, y una vez curado siempre quedan cicatrices.

Ligeia said...

Buscamos algunas palas y empezamos a cavar ciertas fosas, pensamos con locura abrir ciertos cráneos...
Mis huesos a todo lo largo de mi columna hasta mi cintura eran un hermoso cadáver, podían verse algunos jeroglíficos en todo mi cuerpo, esta vez reuí extraer las telas de araña del papiro de mi linaje, me repetía mil veces bajo la epidermis como pude ser mordida por el Conde de la Conquista, simulé ser una Princesa, ahora mi abolengo estaba por ser estudiado por los Arqueólogos de las Sombras...
Mis senos en tal simetría eran todo un misterio... Se descartaba de plano que fuera la hija de un Faraón con mis antecedentes obsenos ¡Solo su amante! mis rasgos tan finos eran todo un acertijo, un simple arañazo le dí al experto en lápidas, me hizo abrir las piernas hasta el tope y eso no estaba en el contrato de tumbas, ¡Que ingenuo! valiosos privilegios tienen los que me obsequian las joyas en las catacumbas, sedienta estaba... Tuve un colapso nervioso... Estaba en pleno procedimiento en dilucidar mi árbol geneálogico, sentía como mis huesos eran estudiados minuciosamente, se dió un receso para el descanso de los jerogíficos...
¡Guardiana del Desierto! mi carroza me espera, mis cuervos estan desesperados...
Tu espada tiene que estar alerta, las reliquias sagradas que protege tu frente aún dicta el sortilegio de la maldición de los ángeles caídos...
Veo tus muertos, aproximarse a mi tumba en busca de las respuestas de tu espada bélica, les indico el lugar de los oráculos, pero insisten en saber cual insipiente es la locura al pronunciar la palabra miedo... Saben que sé las respuestas de los orates...
La luna se ha completado y las embarcaciones van dejando a ciertos piratas en el abismo y esta noche es mi deseo ser una sirena y lanzarles una red, mis deleites son liberados, mi cabellera enmarañada casi cubre mi ombligo, ¡Mis vértebras gritan! el deseo de salivas me mueve, como pez en la profundidad, mis códigos marítimos empiezan mi llamado. Los océanos me acarician de manera indiferente por el hecho de serles infiel ¡me juzgan!, ¡soy la princesa de la oscuridad y esta noche hago lo que me plazca!.
Un suicida viene a mi encuentro ¡cuidado!... tanto danzar en mis contornos causa el efecto muerte...

Maik Pimienta said...

Umm, me parece muy interesante la temática que tocas. Siempre me he sentido atraído por el mundo oscuro, o gótico, que obligatoriamente parece llamarse ahora, adentrándome en él por diversos caminos -rol (Vampiro), libros (Lovecarft), música (Cradle, Sucubus, etc)-. Lo último fue ir a ver a "Épica", un grupo de Gothic-Metal que me impacto. Muy buenos. Gracias por compatir el relato. Te seguiré leyendo. Un saludo.

wallyzz said...

estoy al borde del enamoramiento !!!

andres racz said...

knocking at your chamber door,only this and never more...The Raven
Edgar Allan Poe

gracias por la visita AR

EL HIPPIE VIEJO said...

LIGEIA

ME ADENTRO EN TU LECTURA Y LA ENCUENTRO TAN ORIGINAL .
LOCURA , MIEDO , MUERTE Y OTROS , HACEN DEL RELATO UN MIX POR DEMÁS ATRAPANTE .

LA SALUDO SEÑORA Y TAMBIÉN LE AGRADEZCO .

ADAL

SHALOM

Freyja said...

como sabes darle encanto a tus palabras...y las palabras toman la fantasia y el dolor y viajan con la impaciente locura y el temible miedo...
Conquistas como princesa y logras desnudar tu esencia
te aman...con la magia que tienes y tu locura que hace volar hasta el dolor...dolor que logras envolver...
besitos y gracias por llegar a Sucesos y dejar algo hermoso
un abrazo y que la locura logre sacar sueños




besos y sueños

Georgie boy said...

Princesa Ligeia, sobrepasando los límites como siempre, es dificil tratar contigo, tu realidad siempre está más allá de lo que imagino, alcanzarte es complicado, siempre estás como un paso más adelante, igual no pierdo la esperanza de que fijes tu mirada en mi, ¿cómo me puedo acercar a ti?, tengo la impresión que eres casi inalcanzable, estoy leyendo a Le Fanú "Carmilla" y el necromicón de Lovecraft o incluso "Descenso al Maelstrom" de Poe e intentaré merecer tu mirada, verás que en algún momento mereceré morir en tu lecho, sueño ese momento, aunque creo no seré más que otro plato para tu delicado paladar...

Nanael said...

Ligeia he quedado rendido a tus pies absolutamente, mis alas son las de un cuervo de medianoche, soy el cuervo de Poe sosteniendo la razón y dando pie a la locura,
cubriendo mis ojos para no ver cuan sofisticado puede llegar a ser tu aliento en las tinieblas, tus letras son una delicia para este ángel de Fausto que busca la sabiduría a cualquier precio...
Te regalaré mis pergaminos de mi bóveda celeste, mis estrellas serán algunos de mis obsequios preciados, descenderé a tus Imperios Sombríos dejaré que aniquiles mi cuello sólo por rozar tu boca cerca de mi corazón, usaré la ciencia y la inventiva para hacerte mi Princesa aunque tu no eres de nadie y a nadie le tienes misericordia, oleré tu perfume hasta mis rincones intelectuales, mi telescopio será mi medio de sustento para verte transitar en la luna hereje, el Teatro de las Sombras lo haré mi lugar favorito y asistiré a todas tus obras maléficas sólo para ver tu femeneidad que las libélulas tanto envidian, tu delgadez abrazaré en mis noches febriles y gritaré tu nombre al ver tu belleza por donde pisas, te reconocí de inmediato ¡mil siglos pueden pasar! y tu nombre aún me embriaga ¡Ligeia! ¡Ligeia! me volveras loco si no logro algún día robar aunque fuera en sueños tu mirada reveladora
Si logro ver tus ojos socumbiré ¡te lo aseguro!...

LUIS AMÉZAGA said...

Me gusta encontrar la locura en cráneos vacíos, en ecos de un miedo que huyó a tiempo, antes de que mi ejército de cuervos hicieran un menú de cerebros, con imágenes de hombres abortados para la felicidad.

Ligeia said...

Me sentía enferma, después supe que caminaba sin corazón...
Sentía como en mi lecho de ébano evocaba la más hermosa catacumba que haya tenido jamás una princesa, mis obsequios de tiranos, ladrones y piratas eran puestos a los pies de mi sarcófago, el sabor póstumo era casi tan apetitoso como el dolor y la blasfemia, mis aves de rapiña ya no podían de tanto horror maravilloso...
Sólo que no tenía corazón...
Mis mejillas empalidecieron, el paño mortuorio de las princesas estaba puesto en mi frente, como corona, mis demonios cubrieron mi piel, una tobillera de oro pusieron en mi pie evocando a las faraonas egipcias que vilmente Gemónides me había obsequiado... Maquillaron mis ojos profundos de este modo fue mi petición, que pusiesen en mi brazo una esclava y que me dieran de beber la dosis del conjuro.
Me sentía enferma, después supe que caminaba sin corazón, me lo habían extraído el día anterior un ángel de oscuro semblante de mirada fría, ¡Frankenstein demonio! se lo había pedido a su Padre el científico ¡Una compañera de lecho! y el infeliz no encontró mejor lugar que cavar ciertas fosas y abrir ciertos cráneos...
Mis huesos a todo lo largo de mi columna hasta mi cintura eran un hermoso cadáver, podían verse algunos jeroglíficos en todo mi cuerpo ¡Sería una amante perfecta! dijo el médico loco
Se planeó que mis restos fueran enviados en un navío fantasma,
Estando en los canales de Venecia las nociones físicas y matemáticas sucumbieron en la geometría de mis senos estando en las aguas, me sentía enferma, después supe que caminaba sin corazón...
¡Nanael! cubrirás tus ojos para no ver cuan sofisticado puede llegar a ser mi aliento en las tinieblas, tus letras son una delicia ¡Ángel de Fausto ¿buscarás la sabiduría a cualquier precio?...
Tus pergaminos de tu bóveda celeste estrán resguardados minuciosamente, tus estrellas serán algunos de mis obsequios preciados, verte descender a mis Imperios Sombríos será todo un privilegio ¡Pero aniquilar tu cuello!¡Jamás! esta Princesa no posee Príncipes sólo que un Indio vió mi rostro y nos debemos algo... Usa tu telescopio para verme transitar en la luna hereje, El Teatro de las Sombras serás huésped y asistiras a todas mis obras maléficas sólo para ver mi femeneidad que las libélulas tanto envidian... Te reconocí de inmediato ¡Mil siglos pueden pasar! y tu nombre aún rige la constelación bajo de Ofiuco, la gran constelación olvidada... Según la mitología griega representa a Esculapio, antepasado de Hipócrates, hijo de Apolo y Coronis, estudiante aventajado que llegó a crear una droga que devolvía la vida a los muertos siendo castigado por Zeus...

pcbcarp said...

Es tan fácil abandonarse... ellos arrastran sus plácidas existencias porque ignoran que me da mucha pereza salir de la tumba. Pero uno de estos días, tendré suficiente hambre.

Nestor said...

"Los hombres me han llamado loco.Pero la ciencia no ha demostrado aún si la locura es,o no,lo mas sublime de la inteligencia"
Edgar Allan Poe.
Como ves,agregar algo sería un sacrilegio.
Te dejo mis abrazos mas oscuros.
Nestor
PD:Gracias por tu visita.He escrito algo así como unos 1000 poemas en los ultimos 30 años.
Un día me dije que eran demasiado,y decidí soltarlos como pájaros.
Se trata de mi vida.

Noa- said...

Gracias por tu paso y tus palabras en mi rincón.

Saludos

Freyja said...

gracias mi bella Ligeia por tus saludos en Sucesos, tienes magia especial y lo sabes
sigue encantado
mi abarzo y que sea un bello dia mañana
besitos



besos y sueños

Leopoldo Yerbabuena said...

Belleza alucinante con instinto de cuervo...

Oscuro resplandor de un alma carnívora...

A dentelladas te suerves la sangre de tus amantes...

Sin saber que tu aliento vital también puede sucumbir...

Ante la embestida de un maligno que te devore...

Un beso.

Rhufus. said...

Lucho cada día por no caer en la locura, estoy a un pelo, en la orilla del abismo, oscuros pensamientos inundan mi cabeza, fría y desnuda, el corazón se pudre en retorcijones que solo esa pequeña linea de la locura aun sostiene, si locura, locura de no poder entender el lúgubre estado de mi alma, alma que cada día es mucho más fría....
Besos

Tango said...

Espero subir pronto Balada para un Loco.

Feliz sábado y mejor domingo

Chau!

MentesSueltas said...

"El miedo siempre ataca por donde más nos duele."

Profundo tu escrito, letal, contundente y poeticamente oscuro. Me gustó

Dejo un beso lleno de encajes...

MentesSueltas

AMIGUIS said...

Que habla bonito Lady Ligeia, con razón los demonios le habren el paso y ponen alfombras...
haberlo dicho antes, no cachaba cual era su técnica. Con razón que las brujas obesas la envidian tanto, aún insisto en que me presente un demonio emergente, castillo lujoso, carroza funeraria último modelo, que me haga el aseo (y sin ropita). acostumbrada siempre ha quitarme los galanzotes,
Con todo respeto, harto rico es el demonio que usted tiene en el castillo del espanto,
Hartos son los pactos mi Lady, como siempre usted bién acertada, no se olvide recomiéndeme a sus demonios, que también tengo ganas de Danzar con la Muerte...
Que buenos esos tiempos en los cementerios Madame Ligeia, hablando francés, sofisticada, y para colmos cuica, es difícil para Mata- Hari seguirle el paso siempre está a dos más adelante,
La espero hoy en mi morada amiguita,
QUE BIEN ESCRIBE USTED, ME HA DEJADO MARCANDO OCUPADO AMIGUIS

Ligeia said...

Avanzaba yo por los pasillos y veía como Nosferatu me guiñaba el ojo, reconocí ser una de las traidoras de la primera guerra mundial, mejor que Mata Hari quien fué ejecutada por el pelotón de fusilamiento.
La leyenda sostenía que la escuadra tuvo que ser vendada para no sucumbir a sus encantos, sin embargo, en mis propias imágenes son probados los hechos de que lanzó un beso de despedida a sus ejecutores... Que las dos fuimos bailarinas exóticas, los bufones en asientos estaban admirados por tanta herejía...
¡Los aplausos no se hicieron esperar!...
Mis cuervos estaban felices al escuchar tu nombre ¡Madame Hari!
Que buenos esos tiempos en los cementerios altruistas no habían brujas obesas... Hablando francés, ¿sofisticada? ¿cuica? es difícil para Mata- Hari seguirme el paso siempre está a dos más abajo pensando en imposibles...
Espéreme hoy en su morada, que mis cuervos están haciendo los preparativos...

Raphaela said...

Me encantó el clamor clandestino de tus aves mortíferas...
El Teatro de las sombras es tuyo no nos debemos nada, mis laberintos han cerrado sus puertas, y por pensar en la voluntad de los humanos me enredé en los hilos de un títere, distraída estaba, los humanos me habían dado por la espalda, mis tejidos se desprendieron de la piel por pensar en imposibles, y ver como los humanos pregonan de moralidad cuando no ven su propia raíz, entonces mis ángeles rien al ver la mofa de las brujas que ponen fotografías hermosas para disfrazar sus mórbidas contexturas aunque eso puede ser lo menos tosco de un títere, tal vez no ver como envejecen...

mamen somar said...

Ya tenía yo ganas de encontrar un blog como el tuyo, de verdad impactante, eres parte de esa oscuridad que vierto en lo que escribo.
Los temores primarios como el miedo, atraen com un imán al odio, a la envidia, a los celos; en general a la locura que no es más que otra forma de arañar la carne ajena para no ver sangrar la nuestra...
Un saludo Ligeia.
Mamen

Nestor said...

Por cierto,te dejo mi direción de mail.
Tengo una invitación para tí y otros espiritus oscuros.

songisover_co@yahoo.com.ar
Espero tu contacto.
Nestor

frabguistak said...

Andaba gélido envuento en un manto oscuro, mis placeres mundanos los había dejado atrás, no respiraba por culpa de una ingrata que me había hecho merecedor de las penas del infierno, estaba enfermo, cabisbajo despues supe que andaba sin corazón igual que ella, todo me lo había robabo ¡todo! mi fortuna, mis sentidos de la ética, mis manos eran harapos, caminaba sin el alma pues ella se había apoderado de mi mezquita enchapada en oro, ella adoraba las riquezas y las almas adoloridas. Me había dejado al descubierto, con hambre de tenerla bajo mi piel en heridas corto punsantes que ella misma me había producido con sus dientes blancos como sus mejillas, estaba acongojado, desvalorizado, y mis páginas en completo abandono, me había dejado a merced de sus cuervos devorándome el corazón unas siete veces, caminaba descalzo, despues de haber sido un buen príncipe, me había dicho con engaños que me amaba y era una mentira de un porte de uno de sus navíos. Le amaba con sus letras escandalosas, le amaba como quien ama a su objeto más preciado, me dolía el pecho y lo sentía apretado despues supe que caminaba sin corazón, no contestaba mis mensajes, me había dejado en la interperie del olvido, yo que la elegí mi Princesa en las noches más primitivas, le dí mi sombrero de corte señorial de mi Padre muerto por los demonios de la corte adversaria, he hice renovar mis votos por verla transitar en las huestes del principado negro, yo que había construido imperios y ellas lo volvió ruinas en el acantilado ¡Ligeia! por que no desciendes a mi fortaleza ¡no ves que mandé construir un muro enorme para que tu Teatro tenga doble función y mis corsarios abran sus cofres ante tus ojos profundos!
¡Ligeia! por que no me envenenas mi copa, o me asfixias con mi sombrero que es el obsequio de mi Padre el Maldito, ¿por que no dejas que tus bufones me den tu mano o mejor aún tu cuerpo?...

Freyja said...

mi bella Ligeia, gracias por tus saludos en Sucesos, te dejo un abrazo muy grande y un FELIZ DIA DEL AMIGO
besitos y todo mi cariñoa


besos y sueños

Glauca said...

Los deseos siempre surgen de a dos, pero el miedo lo ahoga y lo condena a las sombras del recuerdo!!!
Bello tu relato.
Besos

Carlos Rodríguez Ibáñez said...

Ligeia...

Me ha encantado encontrarte en mi blog, tus palabras son preciosas.

Me encantaria poder contactar contigo para comentarte una idea.

Ponte en contacto conmigo a través de este email: carlos24e@hotmail.com

Si usa el msn, no dudes en agregarme.

Besos

algenib said...

La locura es una cualidad más que nos hace sentir, vibrar y destronar todo cuanto podamos poseer. Su encanto reside en nuestro poder de control sobre ella ¡qué maravillosa es! Y te recuerdo que tú misma emergiste de ella, incluso yo vine a iniciar mi misión por su culpa. Terrible y admirable, lasciva y reticente, por nuestras mentes campa a sus anchas, colma nuestros deseos y sacia nuestra sed.