EL DIARIO DE VICTOR...

LIGEIA... Sólo recuerdo su nombre, nunca supe su apellido finalmente, el Egipto idólatra la trajo a mi memoria ocular como una de las más extravagantes hijas de las obras fatídicas. Entraba y salía como una sombra erguida, haciendo subyugar las fantasías en las adormecidas amantes clásicas del paganismo... Las facciones no eran como las demás mujeres que había conocido, su femineidad era digna de una obra clásica, examinaba su contorno y su cabello como la noche misma ¡Me enloquecía!... Su piel era pálida como una larga agonía, maldita sentencia de la muerte alentadora...
Mi mórbido estado del nervio auditivo hacía que la música fuera intolerable para mí a excepción de ciertos sonidos de cuerda, por eso su voz calmaba mi ira como una conmovedora sinfonía sólo similar a las cuerdas de un violín stradivarius...
Estaba ciego, desprovisto del alma, después supe que caminaba sin corazón... Pues ella sin remordimientos lo había extraído como un verdadero triunfo de las cosas etéreas. Huía de la amenaza de su sonrisa perfecta, de sus corrientes de aire, pues sabía que le pertenecía a su Padre. Mi pulso se debilitaba constantemente a causa de su saliva, estaba muerto en circunstancias reales... Su sola conversación, daba entendimiento a los muchos misterios en que me hallaba inmerso, sus conocimientos de ciencias exactas, sus letras escandalosas, engalanaban su ataúd en las mazmorras...
No conforme con sus letras devoradoras, empeñé algunos residuos de mi alma gélida un par de siglos...
Mis cálculos circulares y geométricos, mi soberbia y orgullo, los abismos del cuál era adicto, estaban ansiosos por la tiniebla de sus manos ¡No conforme! Quise entrevistarme con la muerte misma, para tener la inventiva real de un auténtico fin, me había revelado su Maestro de la Ópera que antes fuera donde un ángel en cautiverio, que sus alas caídas me mostrarían como último recurso, sus pantanos predilectos...
¡No conforme! Arrojé sus páginas del puente más alto, Oberón era su obediente polichinela en la corte del absurdo, traía para mí su tétrica flauta dulce entonando melodías fantasmagóricas, apelando a mi destruido oído, La Novena Sinfonía de Ludwig Van Beethoven, para mi desgracia...
Estaba en un estado catatónico queriendo redimir todos los hermosos pecados que el ser humano ha cometido y sigue cometiendo en pos de los falsos ídolos...
¡Allí estaba! más hermosa que lo usual, intacta como la recordaba en este par de siglos alejado de sus caricias pecaminosas, estaba fría como el mármol, exhausta con un libro Siríaco normativo en arameo occidental...

Andaba presa del conocimiento de la edad media, el zorro estaba completando para su deleite las más exquisitas teorías de los secretos del universo... Tenía la ventaja de la vigilia nocturna, que sus noches fueran eternas ¡Y sí! Danzando las hermosas partituras que Beethoven había depositado a sus pies, producto de mi ironía, sabía que reconocería cada nota en sus costosos vestidos de seda, sabía que danzaba con las melodías del mal y que el piano de su Padre Muerto tocaría una vez y otra vez aquellas partituras que me desprendían la piel y me hacían contemplar su tumba eternamente y sentirme la criatura más apartada de Dios...

...Los ángeles son los seres más perfectos después de Dios... decía un ángel al contemplar su tumba mientras dormía, sus cuervos en lo alto le observaban ansiosos, pues cuando ella dormía asimilaba ser un ángel enamorado, sus alas sufrían grandes transformaciones en su dorso, sus labios eran coloreados por las ninfas de la misericordia, y sus cuervos sólo eran ángeles custodios del Templo contiguo...

Yo le observaba con mi reloj de arena, en las penumbras del miedo que su belleza me provocaba... Tim Burton me había escogido para cegar su trémula lozanía, acariciaba su piel mientras dormía en mis mazmorras... Sólo sé que fué una osadía ver que efectivamente era un ángel mientras el sueño le aprisionaba el alma en mi alcoba... Gemí al verla tan apartada de sus sombras tan particulares de su Teatro, que no pude sucumbir ante la maldita necesidad de besarle... Al ver que sus ángeles custodios se transformaban en enormes aves de rapiña, quise detener mi aliento, pero aquella saliva me había dado ciertos antojos de ir por sus alas tan perturbadoras, el deseo me llamaba ¡Me carcomía!...
Quise atravesarle un puñal mientras dormía sólo por dolor ¡Pero no fuí capaz!...
¡Ligeia!... ¡Cuando dejarás de estar en mis pensamientos!... ¡Invocaré a tu Dios!... ¡Por favor te lo ruego!
¡No trates de semejar a un ángel cuando duermas!...

65 comments:

Carlos Rodríguez Ibáñez said...

Ligeia.....

Cuanón,cuando podremos mantener una conversacion, aunque solosea a través del msn??

Quiero saber de ti.

En mi blog me invitas a que hable de ti, quieres que hable de tu blog?? porque de tu persona poco puedo decir, que eres dulce, inteligente, enigmatica....

Te espero....

Ligeia said...

Prefiero que hables de mí, quiero que respires de tanta política...

Javi said...

de los mejores post que me han dejado nunca... gracias!!

un saludo!

pablo said...

¡Genial!
Aún buscaré tus huellas en el mar. Victor, Pablo, da lo mismo el nombre de tus cuervos...

Pachmina hinó said...

Eres como la Princesita Ikaramí, que vestía trajes de Princesas japonesas en el templo de los Ikawa...

Ligeia said...

Pachmina algunos de mis encajes predilectos son del Templo Ikawa, una sacerdotiza los tejía en la luna... Mi cabellera era cepillada por las constelaciones Orión, Perseo y Centauro, mientrás Andrómeda me veía danzar con Darien...

Carlos Rodríguez Ibáñez said...

Ligeia....es dificil hablar de una persona que no conozco.

Tú sí me conoces a mi??

Por qué no hablas conmigo?

Sería un placer para mi, para ambos.

Besos

Alexis Coald said...

Increiblemente fabuloso, excelente casa y letras
Alexis Coald

Princesa Dariak said...

Abiertas las hojas del diario, Victor cayendo en espiral hasta tu sueño. Recepciòn de altares profanos tu sepulcro, en donde al dormir tus sueños brillan.
Catapulta vencida de sollozos, pobre Victor desamparado a su condena. Que ahora ruega por tu Padre, como si este pudiera detenerle...

Preciosa negrura, tus guardianes me han visto, es que he descubierto mi velo negro al leer, y mis ojos verdes deslumbran...
debo volver al desierto. Aldebaran no cambiarà su recorrido... la tierra ha girado.

Un abrazo de penumbras tejidas con telas de araña... en el rocio de tu pelo.

Alexandra said...

Ligeia se sentaba en una butaca a tocar el piano, su femeniedad y belleza eran tan únicas que las otras Princesas le envidiaban en silencio... Al verla transitar anhelaban todo lo que tanto repudiaban... Yo le observaba de trás de una luciérnaga que me había llevado en sus alas para conocer su famoso Teatro de las Sombras... Ví como estudiaba en sus aposentos tétricos, como leía libros como poseída por un extraño sentimiento de adquerir sabiduría a cualquier precio... Ví como a Victor le provocaba un pequeño dolor en su oído medio... ¿Ligeia será tu voz de stradivarius similar a los sonidos de mi violín?... ¡Por favor!¡no duermas! ¡mantente alerta con tu staccato!...

Nanael said...

Todos aquellos que te hemos conocido entendemos por lo que pasa Victor, una especie de trance inicial por tu belleza indiferente a nosotros, seguida de una ingenua esperanza cuando te dignas a mirarnos para dar paso a una total desesperanza cuando entendemos que no pertenecerás nunca a nadie de este mundo. La clave para poder seguir lúcido después de conocerte es comprender que formas parte de otra dimensión, un mundo paralelo que deseamos y a la vez tememos por lo que sólo nos queda contemplarte cada vez que apareces y disfrutar ese dichoso momento sin pretender conquistar a tan hermoso ángel de alas negras...

Ligeia said...

Yo me sentaba en una butaca de madera minusiosamente tallada. Algunos demonios del oriente asiático tocaban el piano y mi Maestro con tal blasfemia, iba una a una de las partituras viejas incorporando nuevos compases, mi femeneidad y ligereza eran tan únicas, que las otras brujas me envidiaban en silencio copiando mis ideas... Al verlas transitar anhelaban todo lo que tanto repudiaban a mis espaldas... Yo les observaba y reía con mis aventajadas obras paganas... ¡Alexandra! ¿acaso crees que una simple luciérnaga no me mostraría tu angelical rostro? Mi olfato es infalible... Mi tan apreciado Teatro es tan solo mío... Vé y dile a Raphaela, que su Poeta gustoso cambio de escenarios y que según ha murmurado en mis dominios, su alma noble me pertenece... Si quieres danzar mis tan conocidas melodías, tendrás que demostrar si eres digna de ser la hermana de una rival tan fuerte como Raphaela... sólo puedo decirte que mi diestro Oberón le caiste en gracia...
¡No vuelvas a observarme a escondidas! ¡mis libros hablan! Y ¡Sí! ¡es verdad!, estoy poseída por Fausto... estoy presa de la sabiduría, no importa el costo, ni cuantas vidas sea el resultado...
¿Has visto Victor?... según su diario le provoco un pequeño dolor en su oído medio... ¿Será mi voz de stradivarius similar a los sonidos de tu violín?... ¡Por favor! ¡Respeten mis sueños!
No me vigilen mientras estoy dormida...

paulina hari said...

¡Ligeia! ¡Ligeia!... Te visto dormir más de mil horas...
¡Despierta dormilona! un demonio tienes que llevarme de regalo si quieres vistarme en mis tierras tibias.
Un buen demonio, muy práctico y muy bien domesticado, exquisito sabor y esto importántisimo... ¡Toma nota! Sin amores drámaticos para no consolar secuelas de otras fierecillas...
¡Lady Ligeia! insisto en que si pusieras tu fotografía los cuervos no pararían de picotear tu ventana. Bella amiga aquí estoy yo para vigilar tu sueño, ¡Maldito quien se atreva a clavarte un puñal mientras duermas como ángel inocentona, pués reías al ver como quedan tus retractores tras mis afiladas pezuñas, ¡Mala yo! ¡quien lo dijo! ¿tus brujas acaso?, ¿o quizás los duendes?, te cuido mi ama, nada jorobada por cierto soy, y segun dicen los vampis de tu columna ojos intensos y verdes los tengo. Cuídate Princesa oscura que tu Victor está más perdido que el tal Bello, mujer más pretenciosa y bella que usted y sofisticada, solo la Quintrala y ¡mala suerte si te ha perdido!...
Insisto hermosa, tu visita se aproxima y no puedes llegar con las manos vacías...

Hugo Denis said...

No sé cómo he encontrado este blog, pero impactado quedo con su ritmo frenético.

¿De quién es la canción?Es un auténtico descenso al séptimo infierno sin necesidad de voces blackmetaleras ni de los gruñidos cavernosos del doom o el death.

Ligeia said...

Hari...
Mi maestra del mal... ¡Que agradable visita se deja caer de vez en cuando en mi tumba!...
Las endemoniadas me han comentado que usted es su anfitriona en las ciencias del espanto, que no hay mal que por bien no venga...
¡Hari! ¡Hari!... Me has visto dormir más de mil horas ¡y tú! ¿acaso duermes quinientas nocturnas y quinientas de siesta?... ¡dormilona yo! no es mi culpa ser tan apetecida por mor-feo, si el quiere seducirme en sueños, ¡no es mi culpa Nostredama!... ¿Un demonio tengo que pagar por prenda para acceder a tus tierras tibias?... no hay problema ¡Lo tendrás cuando quieras!... Con diversos amores drámaticos para que tengas que consolar secuelas de otras fierecillas...
¡Mata Hari! insisto, en que si pusiera mi fotografía los cuervos se espantarían al verme tan sofisticada, arreglarían sus maletas de vuelta a tu ventana despavoridos...
Bella amiga, sé que cuento con tu instinto para vigilar mi sueño... ¡Maldito quien se atreva a clavarte un puñal mientra duerma como ángel inocentona! pués reíré al ver como quedan los se hacen llamar santos, tras tus afiladas pezuñas... ¡Mala yo! ¡quien lo dijo! ¿las brujas?, ¿o quizás los duendes?... ¡Cuídame las espaldas mi Igora!, nada jorobada por cierto , y según dicen los cuervos de mis columnas, ojos intensos y verdes con carita de niña buena...
Aveces los ojos no nos reflenan muy bién...
¡Cuídate Hari! que Victor está más enajenado que ambas...
No olvide ¡mujer más mala que usted! ¡sólo la Quintrala! y usted gana por lejos...
Mi embarcación se aproxima y no llegaré con las manos vacías SE LO ASEGURO...

Raphaela said...

Las noticias eran desvastadoras... El Poeta no había escuchado mis súplicas... Percibal sabía quien era en realidad el escribano, le reconoció de inmediato al ver sus iniciales en su pecho...
¡Percibal! ¡Iré donde Ligeia! el reloj de arena de Alexandra es preciso,
-¡No vayas! ¡No ves que todos le temen! Oberón codicia tus plumas delgadas, y quiere hacerle una hermosa corona de plata con los hilos del títere que te dió muerte-
Mis plumas las iba soltando una por una para dejar huellas para mi regreso a mis laberintos, tenía que liberar el Poeta, misión encomendada en una noche de concilio...
Habían gélidos pantanos, ni huellas de la Princesa del espanto, sólo que alguién me tocó por la espalda...
¿Quién eres tú? ¿Que haces aquí? le pregunté a una sombra muy educada...
-Soy un corsario, mi proa sucumbió antes la voz melodiosa de una Sirena, péro esta después de depositar todos mis tesoros a sus pies, me besó en la boca, y su saliva tan dulce, hizo en mi ser el Pirata más feliz de las proas emisarias, hoy espero su llamado...
Como cada siglo...
Así en mi camino me entrevisté con demonios, cadáveres y locos ¡Todos felices!...
Allí estaba danzando las melodias del mal, sus ojos eran muy profundos que por unos segundos recordé aquellos trapecios cuando éramos sólo ángeles...
No advirtió mi presencia por que tenía un dolor era muy fuerte, sólo yo le conocía bajo esas escasas vértebras, un escalofrío recorrió mi alma desfallecida, sería posible que hubiera un ser en este mundo con más poder que los reyes del cielo y de los infiernos, que las blasfemia de un amor impío, haya dejado tal secuelas... No podía ser. Mi razón quería actuar desde lo que conocemos Razón, pero su destreza era impresionante, sabía todas las obras clásicas del paganismo, era tan letrada, que por su despiadada belleza su sabiduría había pasado a un tercer plano, conocía las historias de los amantes fatídico a su antojo. Una esquirla de cristal me dibujó el miedo bañado de rojo... El Poeta era ingresado al gran coliseo romano ¡El Teatro de las sombras! que su amante Indio había restaurado para ella, pero que me pertenecía a mí por ser su creadora... Un abogado de su pompa fúnebre concluyó que por ser Ligeia la que más le gustaba, dió a lugar mi alegato...
¿Había vuelto mortal a mi Poeta? No, no puede ser, cerraba los ojos para mis adentros intentando encontrarlo. Cerré mis ojos hasta que, sin saberlo, no podía abrirlos, y comenzó un terrible viaje hacia el teatro, ¡Mi teatro! de los bufones, polichinelas, arlequines custodiado por siete poderosas aves de rapiña que el idiota de Poe le había escrito por deseo, se dibujó en los palcos los imperceptibles humanos un flamante corazón púrpura. En su centro y de la nada sobresalió la más bella aparición terrestre... Allí hizo su aparición el ser de dimensiones perfectas y delicados gestos, de encajes negros y vivaces, sensuales, trasparentes, llenos de energía vital, de labios rojos y aterciopelados, de gran mirada negra absorbente, su femeneidad era única, al otro lado del escenario estaba mi Poeta sostenido por Oberón, sus manos le envolvieron e hicieron que fuera partícipe en el espectáculo, que repentinamente yacía sobre su piel, acariciando el cuerpo de Algenib con una ternura sobrehumana y un tacto desmedido que proclamaba paz y deseo. Le besó enloquecidamente el deseo nos invadía a todos... Yo recordé la noche en que Cassiel me besó por primera vez, y que la palabra Pecado se instauró en mi frente, pero al recordar el sabor de su saliva, gustosa me dejaría desangrar en su alfombra nuevamente... Tras besarnos todos unos en forma verídica y otros en forma onírica desorbitadamente abrí los ojos descubriendo sus colmillos plasmados en sangre de mi Poeta Algenib y su luz no se hizo esperar: toda su furia le hipnotizó para quedarse allí, mientras el teatro se volvía rojo, sus gárgolas que eran de piedra sólo eran sus cuervos tratando de sacarle los ojos... Sin más que mi espada japonesa comencé a lanzar ondas de luz a ambos lados hasta que logré liberar a Algenib de los brazos de Ligeia, pero el estaba tan extasiado con la palabra deseo, que de nuevo cerró sus ojos...
Ligeia se rió en mi cara, pero yo me había reído primero al desearme Ninómade...
Algenib se hallaba en un venerable clímax del que no quiso salir aun pudiendo hacerlo. Experimentando la unión carnal con una de las faraonas de las sombras, que el Egipto Idólatra había depositado a sus ojos profundos... Aún sin abrir los ojos Algenib y algo consciente notó que sus poderes estaban destruídos, pués Ligeia lo había transformado en vil mortal y después de disfrutar enteramente de su alma noble le echaría seguramente a las bestias carroñeras de la noche, y pensaba que aunque tendría sus dudas sobre su procedencia ya todo le daría igual. Tras dejarlo extasiado se retiró hacia sus féretros consciente de que allí seguiría tras su hechizo, abrío sus ojos y regresó la luz del día y ella dormía plácidamente en las penunbras, el cuerpo del Poeta tenía marcas afiladas y mordiscos por todo el cuerpo, había sufrido una increíble transformación en un viaje de poder que hasta entonces no había experimentado. Me apetecía un descanso mi espada tiene el espesor de los Dioses y pesa demasiado...
¡Algenib! ¡Percibal nos espera!...
-¡Raphaela! ¡Tu mirada! ¡Tus ojos!...
¡Nada Algenib!... ¡Estás delirando!...

Alexandra said...

Si quieres danzar mis melodías francesas tan conocidas por Amelie tendrás que demostrar si eres rival tan fuerte como dices... sólo puedo decirte que tu siniestro Oberón le caí en gracia...
¡No volveré a observarte a escondidas! ¡tus libros hablan! Y ¡Sí! ¡es verdad!, estas poseída por Fausto... estas presa de la sabiduría, no importa el costo, ni cuantas vidas sea el resultado final...
He visto a Victor... según su diario le provocas un pequeño dolor en su oído medio... Particulares eran sus excentrecidades, por segundos semejaba ser Hanibal Lecter, todo indica el por que su gusto por tí, tu finura y tanto gusto sofisticado de tu parte, sin contar tus magistrales letras, le dieron a sus tan apetecidos gustos... Era de esperar... No hay comparación entre tú y las otras Princesas ¿Será tu voz de stradivarius similar a los sonidos de mi violín?... Mis clases de cuerdas avanzan raudas... Y mi Francés es mucho más fluido...
¡Ligeia! tu Conga Fury ¡Prepárala! al igual que tus osados pasos de mal, que los asistentes deberán juzgar...
LA DANZA HA COMENZADO...

Araceli Casanova said...

Liegia, tu blog y tus letras estan tremendas, te he encontrado en el blog de Wilson, y me he metido a este mundo tuyo, que quieres que te diga, si que tienes onda, bien venida si quieres seras en mi comarca, donde tengo mi pequeña aldea.Saludos.Ari

Ligeia said...

Alexandra...
Conozco a la perfección las danzas de Amalie Poulain, su gnomo del jardín en su casa de Montmartre estaba algo loco y circunpecto a tanta casualidad... Sé que tu frances es más fluido... y que tu violín dá sus primeras frases en público....
Beberás vino de Oporto como Georgette la estanquera o verás al hipocondríaco sin remedio; o tal vez "el hombre de cristal", al inconfundible vecino enfermo que no puede salir de su casa y que se pasa los días reproduciendo el mismo cuadro de Pierre Auguste Renoir...
Alexandra eres como Poulain ajena a este mundo y a sus vanalidades,
Que tanto me apetecen...
Alexandra tienes un gran objetivo... intentar hacer feliz la existencia de los demás. Por ello inventas toda clase de estrategias que te permitan intervenir, sin que se den cuenta ¡por cierto!...
Pero la vida de Amelie se ve trastocada con la llegada de un muchacho extraño Nino Quincampoix. Nino trabaja de fantasma en el túnel del terror de mi Teatro de las Sombras y en sus ratos libres colecciona las fotos abandonadas en los fotomatones para buscar luego a las personas que aparecen en ellas... Cuando se crucen, las vidas del extraño Nino y la enigmática Alexandra Poulain darán un giro que ninguno de los dos podrán imaginar...
Sólo así comenzarán las danzas...

Pachmina hinó said...

Que bonita es la música de Amelie tanto como la película, bonita Ligeia.

Ligeia said...

Pachmina...
Las melodias japonesas son incorporadas de vez en cuando al Teatro de las Sombras... El Nohkan es una flauta traversa con siete orificios para los dedos. Se dice que es el instrumento más importante del cuarteto ya que este dirige a los actores, determinando los ritmos y velocidad, y también, de acuerdo al tipo de obra y personaje, determina la velocidad con la cuál debe abrirse y cerrarse la cortina para la entrada y salida de los personajes. La función de la música de Nohkan no es solo rítmica, sino que también acompaña al canto de los actores. En algunos pasajes expresa su estado psicológico, sonando en ocasiones a un ritmo completamente independiente al de los demás instrumentos del cuarteto y al canto del coro. Esta flauta, como muchos instrumentos japoneses, no utiliza una afinación específica, es decir que podría diferir la altura de un instrumento a otro. Como es el único instrumento melódico en el Noh, esto no es un obstáculo, y cuando toca al lado del coro, no hay una búsqueda de relaciones armónicas...
Las músicas es importantísima en los teatros aún en las tinieblas...

Vade retro said...

Te he linkeado...te leeré. Escribes precioso. Me encantó. Bienvenido al Ad libitum

pablo said...

Ligeia cuando sabré de tí en el desierto...

Ligeia said...

Pablo es provable que muy luego, esperaré tu libro autografiado...
Gracias por tu visita...

dull said...

que oscuro viento te llevo a mi blog y me trajo de visita a tu reyno?

Saludos del otrolado del mar

Fefo said...

Mi Princesa, soy otro de los condenados que por obra de tu hechizo hemos descendido a tu mágico Reino de Sombras.

De más está decir que eres más que bienvenida a esa Cárcel de Palabras donde por vez primera te encontré.

Mi encierro es el tuyo, mas me temo que de mi celda, jamás podrás desprenderme. Mis cadenas son de bronce, lima de oro es tu mirada, sin embargo todo es inútil, tanto tú como yo somos concientes de que no hay peor cárcel que las palabras.

. said...

Entraba y salía como una sombra erguida, sus danzas ardían como las fantasías adormecidas de las hijas de Delos... Sus facciones no eran como las demás mujeres que había conocido, su femeneidad era sólo digna de Faraones o Príncipes... examinaba su contorno y su cabello como la noche misma ¡Me enloquecía!... Su piel era pálida como una larga agonía, maldita sentencia de la muerte... hoy tan en boga...
Te dejo mi sombrero.

Ligeia said...

Fefo...
Ví tu rostro en las mazmorras, traté de liberarte de aquellos mortales bordes de acero, milimétricamente tallados, donde el deseo se transformaba en un enorme demonio preso de tu boca...

¡Que no seas tú! otro de los condenados que por obra de hechizos haya quedado prendado...
De más está decir que a tu Cárcel de Palabras yo te he reconocido primero...
Mi encierro es el tuyo,
más me temo que de mi celda, jamás podrás desprenderte, por que he visto tu dolor en las escalinata de tus mazmorras. Mis cadenas son de oro, tesoros puesto a mis pies por piratas y ciegos... Lima de ópalo es mi mirada, sin embargo es fría como mi alma... tanto tú como yo somos concientes de que no hay peor cárcel que las palabras.

Parisgaladriel said...

Que chido escrito, te transporta inmediatamente a la oscuridad.
Saludos, gracias por tu visita.

Lord Lavengro said...

Dios se apiade de Víctor, amante encandilado ante la inalcanzable belleza, ante la marmórea retórica de la piel fría iluminada por lacerados labios.

Que Víctor sea un oído que escuche los lamentos de aquellos que ya han sucumbido, de aquellos que se han encadenado al teatro de la locura, ese palacio emplazado entre luces ausentes y titilantes.

Que Víctor mire en el negro de estos ojos de caído, hondos y melancólicos, que sólo siguen dirección a la tumba de Ligeia, la princesa de la noche y de las sombras, donde encontrará el reflejo de un adicto a tanta belleza féretra.

Lord Lavengro

anendorf said...

Disculpad mi atrevimiento, intentaba cruzar el pantano por un lado que creía seguro, pero que terminó llevándome a la bóveda que ampara este blognomicrón. Mas ya que he llegado hasta aquí (¿tal vez nada casualmente? ¿Algún designio inescrutable, algún hilo plateado sólo visto por tí me guió indadvertidamente?)...divago... decía que ya que he llegado a este aterciopelado lugar, creed, por mi sangre siempre dispuesta a verterse y ser vaciada en esa copa dorada que es tu boca, creed que no me arrepiento ni lo lamento, antes al contrario, agradezco a Gnok'tul y a Ceferidiasis esta insospechada e inmerecida ¿bendición?. Así que, si no disponéis de otra cosa, me dispongo a acomodarme humildemente en el rincón más frío y duro de tu aposento, tan sólo para echarme cual mastín de Tíndalos y velar a prudente distancia el fluir de tus cristalinos, argentíneos y vaporosos sueños. Me inclino respetuosamente hasta el suelo y toco levemente, sólo levemente el borde de tu sedarácnido manto. He llegado. Todo tuyo, dispón como mejor te plazca de mí.
Estoy.
Aquí.
Ya.

Ernest said...

interesante relato...
saludos!

Pacita said...

Chuatas !!! No contaba con la visita de una princesa en mi blog!!!!
Los cuentos y relatos de la Princesa serán muy bellos y tambíen el poder contemplarlos .
Saludos,

Ligeia said...

Anendorf...
Intentabas cruzar el pantano por un lado que creías seguro, pero uno de mis cuervos principiantes terminó llevándote a la bóveda que ampara este infierno... Te has preguntado cuales han sido tales pecados que te hicieron descender a este subsuelo... ¿tal vez nada casual? ¿algún designio inescrutable, algún hilo plateado sólo visto por algunos te guió inadvertidamente?
...Divagas... decías, es como si hubieras estado antes en algunas de mis atroces pesadillas ¡Pero me encanta! respondes... Y haciendo gala de tu tan anhelada música estridente das inicio triunfal de tu entrada... ¡Y aquí estás! expuesto al pánico ante todos, créeme que por mis lamentos sabrás encontrarme, que mis letras siempre están dispuestas... Te arrepentirás y exhausto irás donde Gnok'tul, Ceferidiasis por esta inmerecida Niña Mala...
Este rinconcito es para tí, es el más gélido de mi aposento... pero reservado sólo para algunos... tan sólo recuéstate en el mastíl de mis flores marchitas, así, levemente en el borde de mi sedarácnido manto de luna... ¡Has llegado!... ¡Y esta noche hago lo que me plazca!...

boris said...

ligelia, hola, la fuerza de esas mujeres esta en su contacto diario con la madre tierra y en la preservación que ellas mismas han hecho de sus costumbres, te respondo:
roxi sólo es mi compañera en la blogosfera
si soy yo,
saludos, boris
aaaa a mi tambien me encanta tim burton

anendorf said...

Princesa Nocturnal: me he quedado sin aliento...afila tus corporales cuchillos, lanza tus lobunos cantos, y sírvete...

Pachmina hinó said...

Te envió dos cd de música japonesa Princesita.

Roxi said...

Hola Ligeia:

Sí, la de la foto soy yo, en un día muy feliz de la infancia. Boris también tiene una linda foto de su infancia, pero no eramos compañeritos de curso, aunque sí de la blogosfera.
Ahora ando apurada por que estoy en la pega, pero volveré más tarde a cureosear por tu blog, vi que tienes una foto del cadáver de la novia, así que demás que me interesa el tema.
Saludos!

David Wilson said...

saludos desde mi taller en movimiento entre la luz y la sombras , tu visita me parece un legado gotico-moderno con un delicioso cuento ambientado en nuestros miedos ,placeres y reivindacaciones ,en esta vida o en otras,visitare vuestro blog con mayor frecuencia estamos en contacto ,el pintor.

Ligeia said...

Hiberión...
Entraba y salía como una sombra erguida, mis danzas al verle ardían como las fantasías adormecidas de las hijas de los filisteos ególatras...
Dalila era tu musa en el antiguo Testamento y al ver mi femeneidad te has preguntado, ¡su piel es sólo digna de Faraones cíclopes o Príncipes desterrados!...
¡Me enloquecía! ver como Victor le dejaba tieso y curcuncho en las mazmorras del Cáucaso... mi piel es pálida como su agonía, maldita sentencia de la muerte tan anunciada por sus dioses menores... dejas tu sombrero en las puertas de cielo...
¿Cómo hago para hacer descender tu obsequio?... ¿Me lo traerías tú?...
¡Prometo que no es una trampa!

Cicindela Zida'ya said...

legia...que bien escribes...me gusta muco tu estilo

. said...

Entraba y salía como una sombra erguida, mis danzas al verle ardían como las fantasías adormecidas de las hijas de los filisteos ególatras...
Farinata era mi musa en el Antígonas pero al verte he sido yo el enano y curcuncho, tu femeneidad no es sólo digna de Faraones cíclopes o Príncipes desterrados, además lo son tu letras de espinas que me has puesto como corona...
Veo que Victor no sabía el valor de tu boca en las mazmorras del Cáucaso... Tu piel pálida como la agonía es una muerte que he decidido aceptar si ese es mi último recurso para merecer tus manos malditas, las danzas del mal danzaré en el teatro itinerante llevando tu nombre en mi carromato, anunciaré en los pueblo que hay una mujer maliciosa que me ha embrujado, caminaré errado, solo, desnudo de palabras y tu imagen será mi sentencia de tus dioses lujuriosos... Tocaré el cielo y las puertas haré abrir por venganza y en un equilibrio mortal me dejaré caer a tus infiernos ardiendo en llamas placenteras, algunos dirán que fué suicidio, otros que era el diablo dando vueltas esparciendo en mí tanta desgracia junta, el más ideático dirá que fué amor... y tú reirás a carcajadas...
Sé que es una trampa, sé de tu teatro de las sombras, seguramente necesitas un payaso para tus obras paganas y clásicas, me ofrezco delirante a tanta palabra tuya que me ha dejado mal trecho, eres la diosa venus muerta pero más bella de lo que la recordamos en esos tiempos de Edipo, Ligeia he caminado y caminado por terrenos desvastados, reconstruídos, bombardeados, saqueados y aún estoy de pie como Edipo (el de los pies hinchados)estoy muy cerca de tí...

Alexandra said...

¡Que comentarios más hermosos!...

Silencio said...

Increible, impresionante, no se como he dado con este blog, pero se q volveré, me ha enganchado, besos

Amapola said...

Hija de Poe...hermana en el sueño delirante de amapolas envolventes, cuán bella es Ligeia, cuán única e inalcanzable, que ni la muerte ha logrado mellarla en su desvarío.
Para los que amamos las letras es difícil no caer rendido al seductor poder de las tuyas bella princesa.
Un deleite pasar por aquí.

pobrecitomortal said...

gracias por el post... sin duda visitare mas amenudo este espacio... me gusto mucho



http://elpobrecitomortal.blogspot.com
http://vivefutbol.blogspot.com
http://cancionnacional.blogspot.com

EiKa said...

Wow!!!

Que interesantísimo blog... Gracias por tu visita, a partir de hoy te visitaré a menudo...

Abrazos (^.^)

Carlos Rodríguez Ibáñez said...

Gracias ligeia por tus visitas a mi blog, en él te respondí.

Sigo esperando a que te pongas en contacto conmigo....


Besos

Juanro said...

ey! gracias por tu visita, y se hace todo lo posible por difundir expresiones artísticas del paisito, tanto para los que extrañan como para los que no nos conocen

un abrazo y beso, nos leemos, gracias por tu invitación a conocerte

Ligeia said...

Nanael...
Se que te encuentras difuso por que crees reconocer a una niñita traviesa debajo de tantos encajes y me regalas una nube para que te acaricie... me espias y sabes cual es mi sepulcral vista a los infiernos y me temes... sonries... me ves danzar... y más me temes... ¡Me dices! -¡Eres tú! no hay ninguna duda-... los relojes se detienen, mi alma pende de un hilo y las puertas del infierno se abren a mi antojo, mi Dios vocifera a mi angustia, ¡mis libros caen!...
Una tobillera de oro es puesta en mi pie evocando a las faraonas egipcias, maquillo mis ojos profundos con el ébano de las sombras de mi tumba abierta y mis labios se cubren de mi propia sangre... demostrándome a mi misma la intensidad de mis ansias profanas... entonces recuerdo que mis cuervos te sacarían los ojos y Raphaela me daría muerte por venganza... Nanael es cierto...
No hay ninguna duda... ¡Mi alma no tiene dueño!...

Yosef Un Clandestino said...

Si no desea mucho, hasta las cosas pequeñas te pareceran grande...

Ligeia said...

Hija del templo de los Ikawa...

Tus melodias japonesas han llegado a mi Teatro de las Sombras... El Nohkan abrió sus siete orificios al viento y se dirigió a los actores japoneses con su mejor gala... Las cortinas se abrieron raudas al salir a escena, Sakura Kinomoto hojeó un libro de la biblioteca de su padre... De pronto vió las cartas encantadas como escapaban enajenadas del libro y comenzaron a girar las estrellas... Ahora sabemos que Sakura deberá capturar las cartas una a una y devolverlas al lugar donde pertenecen, antes que se libere el conjuro-demonio que nos ponen los pelos de punta...
Bubblegum Crisis, cazador x, detective Conan, Doraemon, Dr Slump, Kitaro, Kinnikuman, Koni Chan, Los Caballeros del Zodiaco,
Mikami... ¡Me encanta Mikami!...
Orphen, Ranma 1/2, Sailor Moon ¡¡Mi favorita!!... Slam Dunk ¡Tenchi!, Yamazaki... Y otras tantas que he olvidado...
¡¡Tus melodías llegaron!!..
En X-Japan-Forever Love... estaba una niñita animé al comienzo, Pachmina... ¿Eras tú?...

MentesSueltas said...

Dejo un beso de regalo... a la mujer de los encajes.
Un abrazote.
MentesSueltas

PD: Se te extraña...

Pachmina hinó said...

Que bueno Ligeia que la música llegó... Mikami, Sailor Moon, Sakura ¡Te gustó X-Japan-Forever Love! fué un acierto entonces, no sabía que los conocías y sí... al comienzo del video parece ser una Hinó...

nika said...

arrancarme el corazón, algunas veces he deseado hacerlo, pero no, es él quien me hace ser quien soy... aunque a veces duela.

en tus letras la noche vino a darme su abrazo seductor y frío, vi sonreír a la luna, con una sonrisa que no le había visto nunca, el aire aulló junto a mis oídos y la lluvia quiso contarme secretos de un tiempo que no entendí.

continuré visitando estos parajes.

Carlos Rodríguez Ibáñez said...

Intento Ligeia que mi voz llegue lo más lejos posible quizás por eso corro.

Esa razón será básica e impostergable para tí y quizás para mi, pero yo....la desconozco.

Podrías compartirla conmigo.

Besos Ligeia

Obvias mis intentos de contacto....

Ligeia said...

Algenib...
Las noticias eran desvastadoras según la hija de Alcatena... Descendió a los infiernos sólo para llevar la buena nueva para mí y desgracia para ella... El Poeta no había escuchado sus súplicas... Hoy Percibal divulga en el pueblo que al Poeta le ha reconocido...
-¡He visto las iniciales en su pecho!-... ¡Difama!
Pero como soy adicta a la ironía de bufones, me complace su risa hasta los huesos...
Percibal ¡es un títere no menor de una pulgada y posee unos hilos de plata... los relojes se detienen... ¡Estos son mis dominios!... Alguien exclama...

¡Que has hecho Algenib! ¿cureosar en mis vértebras?... pernoctar en mi almohada, beber de mi copa dorada, es que acaso no has visto ¿cuán trémulos quedan.... con mis placeres sencillos?... Sucumben al menor tacto. Pero ¿que has hecho Poeta atrevido? ¡besarme la boca!, ¡Has de saber!... mi saliva es mortífera y mi llamado es perverso...
Gemí por su alma noble, evité ver el rostro del fantasma de la ópera, y del sabor a la blasfemia que a sus melodías danzaba estrepitosamente...

¡Ángel amortajado!, ¿a qué has venido? grité de tanto deleite, en medio de tantos aplausos en medio del palco, los espíritus de los dioses entreabrían las puertas de sus circos romanos... y todos estaban gustosos...

(En el segundo acto la pestilencia, eran cánticos de júbilo para los idiotas... La grandiosa, la intectual de Raphaela había dejado a Shakespeare sin ideas... quería recuperar un alma noble de mis garras)...

Ahora... Me desequilibras con tu espada y quieres que te entregue al Poeta (para los ángeles puros yo era era un apetitoso desastre)...

¡Algenib! ¡Decide ella o yo!...

Algenib no advirtió mi presencia malvada por que tenía un dolor muy fuerte, un escalofrío recorría su alma dulce. Sería posible que hubiera un ser en este mundo con más poder que los reyes del cielo y de los infiernos, que las blasfemia de un amor impío, haya dejado tal secuelas... No podía ser. Su razón quería actuar desde lo que conocemos Razón, pero la destreza de Ligeía era impresionante, sabía todas las obras clásicas del paganismo, era tan letrada, que por su despiadada belleza su sabiduría había pasado a un tercer plano, conocía las historias de los amantes fatídicos a su antojo. Una esquirla de cristal me dibujó el miedo bañado de rojo)... Algenib susurraba...

El Poeta era ingresado al gran coliseo romano ¡El Teatro de las sombras! que mi amante Indio había restaurado para mí me pertenecía, por ser yo su dramaturga...
Un abogado de su pompa fúnebre concluyó que por ser yo la que más le gustaba a mí me pertenecía, Dejando a Raphaela la grande sin alas, ni teatro...
¿Había vuelto mortal a su Poeta? No, no puede ser, cerraba los ojos el ángel para sus adentros intentando encontrar sus versos extraviados... Cerré sus ojos hasta que, sin saberlo, no podía abrirlos, y comenzó un terrible viaje hacia el deseo, se dibujó en los palcos de los imperceptibles humanos un flamante corazón púrpura. En su centro hice mi aparición con una femeneidad única de las Diosas Paganas, al otro lado del escenario estaba el Poeta sostenido por Oberón, sus manos le envolvieron e hicieron que fuera partícipe en el espectáculo... repentinamente estaba sobre su piel, acariciando el cuerpo de Algenib con tal ternura sobrehumana y tacto desmedido. Le besé enloquecidamente el deseo nos invadía a todos... Raphaela recordó la noche en que Cassiel le besó por primera vez, y que la palabra Pecado se instauró en su frente... Tras besarnos todos unos en forma verídica y otros en forma onírica desorbitadamente abrío sus ojos descubriendo mis colmillos Algenib y su luz no se hizo esperar: toda su furia me hipnotizó para quedarse aquí, mientras el teatro se volvía rojo, mis gárgolas que eran de piedra sólo eran mis cuervos tratando de sacarle los ojos... Sin más la espada de Raphaela comenzó a lanzar ondas de luz a ambos lados hasta que logró liberar a Algenib de mis brazos suaves, pero él estaba tan extasiado con la palabra deseo, que de nuevo cerró sus ojos...
Me reí en la cara de Raphaela de Alcatena pero ella se había reído primero al desear a Ninómade...
Algenib se hallaba en un vulnerable estado del que no quiso salir aun pudiendo hacerlo. Experimentando la unión carnal de unas letras escandalosas, que el Egipto Idólatra había depositado a mis ojos profundos... Aún sin abrir los ojos Algenib y algo consciente notó que sus poderes estaban destruídos, pués yo le había transformado en vil mortal y después de disfrutar enteramente de su alma noble le echaría seguramente a las bestias carroñeras de la noche, y pensaba que aunque tendría sus dudas sobre su procedencia ya todo le daría igual. Tras dejarlo extasiado me retiró hacia mis féretros sepulcrales consciente de que allí seguiría tras mi hechizo, abrío sus ojos y regresó la luz del día y yo dormía plácidamente en las penunbras, el cuerpo del Poeta tenía marcas afiladas y mordiscos por todo el cuerpo, había sufrido una increíble transformación en un viaje de poder que hasta entonces no había experimentado en su conciencia... Le apetecía un descanso de brazos y piernas...

-¡Algenib vámos!-
Raphaela lo llevaba en su ginete amordazado (Raphaela INSTUÍA quien era el maravilloso escribano)...

Y yo en las profundidades reía... Reía...

wallyzz said...

Viajera que vas por cielo y por mar
dejando en los corazones
latir de pasión, vibrar de canción
y luego mil decepciones.

A mí me tocó quererte también,
besarte y después perderte;
Dios quiera que al fin
te canses de andar
y entonces quieras quedarte.

No sé qué será sin verte,
no sé qué vendrá después,
no sé si podré olvidarte,
no sé si me moriré.

Mi luna y mi sol irán tras de ti
unidos en mis canciones,
diciéndote ven, regresa otra vez
no rompas más corazones.

No sé que será sin verte...

pablo said...

Creo que no soy el único que estudia dramaturgia, se nota tus clases de teatro, quedé atónito ¡que comentarios Ligeia! Eres espectacular, bella, dulce y con una inteligencia... Bendita la hora de haberte visto estoy enamorado!!!

Ligeia said...

Hace dos años fuí a ver una obra en los Temporales de invierno de Pto Montt y ví una obra maravillosa del un ex compañero del círculo, tuvo nota 6.7 y competía con obras maravillosas...
¿Estudías dramaturgia?...

pablo said...

Si rompes el misterio y me cuentas donde estas, te cuento más Princesita Ligeia...

Ligeia said...

Pablo...
Grandes conquistadores ha tenido esta Princesa, pero débiles en apetito, entonces arrojo sus huesos y me pierdo el suculento banquete. Entonces mis cuervos se convierten en aves de rapiña para que los aniquile con mi saliva mortífera, dejo que me vean desnuda pero jamás les beso, les hago mis esclavos para que protejan mis libros herejes al alba, les sonrío complaciente, dejo que me desvistan cuando tengo sueño, que pongan en mis vértebras sus aceites perfumados y que en medio de sus alas febriles me acaricien del todo...
¡Huyen despavoridos! cuando dejo caer mis letras, cuando la ira me atraviesa, ¡Me temen! ¡Me aman! ¡Lamen mis heridas! putrefactas son sus enciclopedias del miedo, sus requiem son nuestras danzas del mal ¡Me odian! cuando mi carroza fúnebre prepara la huída al precipicio, rasgan mis terciopelos con ira ¡por que soy indomable! tratan de aquietar las aguas pero me gusta nadar desnuda en las salivas cálidas del olvido...

Pablito no te quieras pasar de listo... Mis cuervos se enfadan...

Enzo Antonio said...

he llegado a tu blog y me ha gustado mucho la presentación, se ve que hay mucha dedicación y cariño, además me ha gustado mucho lo uqe has escrito. Te felicito y espero volver a visitarte.
chao.

anendorf said...

Primer aviso: Pronto una revelación.
Estoy conjurando tu presencia. El caldero hierve, el mortero se afana, canciones milenarias se elevan buscando tus oídos.
Primer aviso: Pronto una revelación.

gonzalo said...

la luna, suele tener hijas indómitas.