LA CIRCUNFERENCIA DEL ALJIBE

Otros fueron los templos, otros los aljibes
¿aún recuerdas mi piel danzando en las aguas?
Comienzo a gritar ¡Estoy viva! ¡he caído en este círculo!... No hay luz... Escuché algunos pasos... Pero nadie apareció esta vez...
Aullo, vocifero, el tiempo corre lento desgarrándome el alma, no quiero saber cuanto tiempo ha transcurrido ¿seis... siete días? mi razón me encara, me abofetea, no hay lugar donde poner mis llantos... Advertí a mi sombra mi presunta desgracia, puso avisos de mí por todos los rincones, perderé el juicio, mi alma se impacienta ¿me buscarán?... en un mar lleno de gente, entre grupos que ríen ¿olvidarán este escalofriante episodio?... Desperté gritando mi nombre, le sucedió el silencio, hay fantasmas de mi por todos lados, todos despedazando mi piel, será mejor ahogar el alma, extraditar la memoria, asesinar la razón...
Me dejaré caer en el peor de los escenarios, dejé de ser pudorosa... hace tiempo que dejé de ser yo...
Me presentaré como un alma errada, amiga del miedo, siete serán los días, uno por el recuerdo húmedo de cada día idiota, dejaré de ser delicada... ¡Será maravilloso!
El agua está fría y aún conservo mis articulaciones al rigor de mi sangre. No hay ni un maldito segundo que no me arañe el alma, no quiero imaginar mi cuerpo en un depósito de agua, no quiero que mis aves me identifiquen, me niego a que vean lo que queda de mí ¡Ésta no soy yo! hace tiempo que dejé de ser yo, no tengo piel, ni identidad... ni sueños... Es mejor no soñar no sabría como despertar... He olvidado algunas cosas esenciales...
¡Que hago! ¿huyo? ¡dónde! mi cuerpo está danzando en las aguas y de tanto rasgarme el alma, la comisura de mis dedos fue despedazada, la piel de mis ojos rasgados, mis pies descalzos mi pelo enmarañado... ¡Caigo!
A veces deseo que fuera otra, que otra estuviera en mi lugar, pero despierto gritando, que tal si anduviera con otro de la mano riéndonos juntos ¡Sería provechoso! sería mejor no morir de aburrimiento en este aro japonés... Pero después imagino qué será de mí el día que salga a flote, si de tanto insistir en que me rescaten, deseo morir en este sitio, no hay señales de mí... Ni agujeros en donde espiar... No hay lugar donde depositar mis llantos y donde poner el alma antes que se inunde... Prefiero morir a puertas cerradas, sólo así descansaré de esta circunferencia...
Ayer hubo un ruido, uno verbal, pero desapareció, grité hasta secar mi saliva, y el eco aún se escucha... ¿Lo oyes?...

He acumulado tanto odio, que será mejor que no me mires a los ojos, todos al verme huirán despavoridos ¡Seré yo finalmente! me inclinaré de manos y pies, mi pelo enmarañado no dejará que vean mi rostro, de mí se contarán las mejores historias de terror, dirás que nunca existí, quizás sea yo a quienes los pequeños le teman al quedar dormidos...

74 comments:

Ave Fénix™ said...

A veces uno siempre desea ser otra persona para que alguien más sienta lo que nostros estamos viviendo, ¿cuantas veces gritas y no te escucha nadie? ¿cuantas veces maldices que estes sintiendo como el dolor se posesiona de ti? nuestra alma quiere escaparse del cuerpo para dejar de sentir semejantes sentimientos que nos aturden, nos taladran, a veces uno odia y mucha gente te dice que no es bueno, pero siempre he dicho que a veces es bueno sentir este tipo de sentimientos, porque o nos mata y no nos deja vivir o vivimos y aprendemos a no morir y a ser más fuertes, ¿no crees?

Besitos!

algenib said...

No es a ti alas divinas, a ti nadie te teme porque todos te desean. Si retiramos de tu haber la exquisitez y la exuberancia tu belleza seguirá persistiendo de una y otra parte. Un alma pura se esconde tras esa faz de asesina, despedazadora y ahogadora de mortales, el pudor es cosa de humanos y el miedo es un invento de mil demonios. Pero tú y tu odio no vais de la mano. Sal del aljibe y mira la luz, te prometo que no te ocurrirá nada.

Fefo said...

Algo me dice que no. Que no debe ser así ¿Quién puede temer a un alma errada? ¿Qué historias se esconden tras las rejas del terror? ¿Quién puede huir de un fantasma que se oculta tras del velo del rencor? Historias como esas no intimidan. Historias como esas no son más que un lamento piadoso que se burla de sí mismo. Y caes. Caes como un demonio condenado, como el ángel oscuro que se interna en el abismo. Te hundes. Te hundes y ya no hay sombra que consuele tus ojos, cuando la perfección del círculo te encandila hasta el alma. Y por último, cuando ya no seas más que los despojos de lo que un día supiste ser, quizás, de una vez por todas, seas tú la que a los pequeños temas, y te retuerzas de la envidia al verlos dormir.

Ligeia said...

Marelyt...
Deseo que fuera otra... que otra estuviera en mi lugar, pero despierto gritando, que tal si anduviera con otro de la mano riéndonos juntos ¡Sería libertario! sería mejor no morir de aburrimiento... ¿cuantas veces gritas y nadie parece escuchar? ¿cuantas veces maldices que estes sintiendo como el dolor se posesiona de ti? nuestra alma quiere escaparse del cuerpo para dejar de sentir semejantes sentimientos que nos enfurecen, nos llenan de ira, nos taladran, a veces uno odia, maldice y mucha gente te dice que no es bueno, que es pecado, pero siempre es bueno liberar el alma del dolor que la aprisiona, porque o nos mata y no nos deja vivir o vivimos a medias y aprendemos a fortacer el carácter...
Y ¡sí! el dolor es una circunferencia...

Pachmina hinó said...

Esta es una película japonesa que cuando la veo no puedo dormir tranquila, será por que ella era una niñita mala no lo sé, esta es una de mis canciones favoritas Mikami Hino, besos animé para tí.

Lord lavengro said...

Una noche, mientras caminaba en la compañía del Conde, entre las sombras y mohosos muros de su castillo, me contaba de una princesa que se arrojó al río, desde un balcón de su fortaleza. Había en el brillo rojizo de sus ojos una insinuación de llorosa lágrima, su tes pálida se ponía cada vez más viva... lo que a mí no me dejaba de perturbar.

Me preguntaba si Draculea sentía una ausencia, si algo faltaba a su Ser. Ahora creo entender un poco esos gestos que creyó imperceptibles, sin considerar mi alma de demonio atenta a las debilidades y fortalezas, a mi sed de sentimientos y emociones.

Elizabetha era su nombre, la dama víctima de un ardid vengativo, la que sería el comienzo de una vida sin vida y un eterno recuerdo... pero algo más había, que en aquel entonces el hombre no entendió. Entre las ropas y piel de su princesa se ocultaba otra, hechizante y endemoniada, que hacía del deseo una gala rococó, un festín sensual y delirante; cómo no la iba a extrañar, si hoy también se le extraña en el silencio de una noche muerta y desgarrada, entre su traje mortuorio sonriendo en el medio de su féretro.

Ligeia said...

Una noche, mientras caminaba en la compañía del Lord Lavengro, entre las sombras altivas de mis pasos y mohosos muros de su castillo, me contó de una princesa que se arrojó al río, desde un balcón de su fortaleza...
Sentía como un sueño lejano, una historia que alguien me hubiese contado antes de quedar dormida...
Había en él brillo rojizo de sus ojos, una insinuación de una pecaminosa lágrima, su pálida cara se ponía cada vez más viva... lo que a mí no me dejaba de perturbar y deseaba en ciertos momentos húmedos...

Me preguntaba si este Lord sentía una ausencia, si algo faltaba a su Ser escribano... Ahora creo entender un poco esos gestos que creyó imperceptibles, sin considerar mi alma endemoniada, más mala que el mismo diablo... atenta a las debilidades y fortalezas, a mi sed de sentimientos y emociones...
Él formaba parte de mi pasado oscuro... y me pertencía en ciertos segundos muy leves...

Elizabetha era unos de mis nombres, la dama víctima de un ardid vengativo, la que sería el comienzo de una vida póstuma y un eterno recuerdo presente... pero algo más había, que en aquel entonces que el hombre no entendió en su oído contraste. Entre las ropas y piel de su princesa se ocultaba otra, hechizante y endemoniada, que hacía del deseo una gala rococó parroquiana, un festín sensual y delirante; cómo no la iba a extrañar, amar y poseer, si hoy también se le extraña en el silencio de una noche muerta y desgarrada, entre su traje mortuorio sonriendo en el medio de su féretro...
Ella era... la insinuación perfecta a los designios evidentes...

pablo h said...

Sabía que querías escapar de esa circuferencia, y aquí estaré al otro lado de tu aljibe para darte mi mano, y para que salgas a flote y te dé ese beso que tanto necesito de tu boca...

Luzbel Guerrero said...

Te miro a los ojos cara Ligeia, y veo tu alma apetecible como un lichi. No me asustas, y era mi voz la que oías, no me engañas, y es hermosa tu tímida defensa. Te sientes a salvo en tu agujero, no te has caído. Yo vengo a este aljibe a mirar mi alma en su reflejo oscuro, allá abajo inalcanzable.

Ligeia said...

Algenib...
No son mis alas de ébano, ni a tí a quién temo... nadie me teme porque sí, aún cuando hay quienes deseen mis alas apetitosas en este sitio...
Si retiro de mi haber la exquisitez y la exuberancia de mi belleza oscura, seguirá persistiendo de una y de otra renacerá una historia similar... Un alma pura se esconde tras mi faz de asesina, misteriosa y fría de mortales e inmortales sueños... El pudor es cosa de humanos y el miedo es un invento de mis demonios y todos juntos inventamos las historias de quienes se cuentan otras peores aún.
Pero tú y mi odio no van de la mano. Saldré de este aljibe y miraré la luz, si me prometes contar como sabes tantas cosas de mí, has pronunciado mi nombre en las tinieblas y me has reconocido sin temor alguno a que te destruya ¿Quien eres en realidad?
Algenib...
¿Cúando fué que me besaste y no me dí por enterada? hay algo en tí que me hes familiar...

Alexandra said...

Mi dulce Ligeia es increíble tu metamorfosis de Stoker a The Ring... No sé que esperar la próxima vez, en cambio yo estoy esperando algo que pueda contar con estilo, siempre cuando veía esta película tenía sentimientos encontrados, vernos caer al precipicio, arañarlos el alma era una de las interrogantes de los últimos segundos de alguien que no puede escapar de las aguas frías... Como se puede hacer pedazos la razón, en un grito estridente, rasgar la piel, dejar de ser una, para entrar en otra, inventar historias de amores inconclusos para no morir de aburrimiento, no es sólo libertario si no que es genial...
Tu inventiva crece más de lo que imaginaba tu maestro, y al también le diste muerte, para no tener sombras, ni recuerdos que te persigan... Y que me harás a mí, que contarás de mi en tus historias de fábulas que los magos encuadernan en piel, dirás que existo, que soy tan real como se preguntan tus demonio irónicamente al pronunciar mi nombre en las tinieblas, que dicen tus cuervos cuando me ven en tus pantanos transitar descalza ¿acaso le dirás que somos amigas o te limitarás aún solo ¡la conozco! ¿que dirá Ligeia cuando pregunten quien es Alexandra?...

Ligeia said...

Quizás Alexandra te lleves una sorpresa de lo que diré, o de lo que ya he dicho...
Ya llegará el momento de una historia o un duelo entre francesas, nuestra danza aún espera el momento oportuno
¡Ya lo verás!

dina sakura said...

He quedado impactada con esta hija mía y sí soy tu admiradora princesa pequeñita.

Pachmina hinó said...

Dina Sakura te invito a ver mi página de animé, no he escrito por problemas de ajustes
Pachmina Hino.

Alexandra said...

Dina Sakura ¡Que emoción! yo también te invito a ver mi página, etá en receso pero por problemas de tiempo... ¡que emoción!

Raphaela said...

No puedo creer lo que mis ojos ven Dina Sakura... Será una ilusión de mis alas de inti... Yo también te invito a mis laberintos eternos, será un placer ver una Tsukino-Hinó... La hija de Aida, tienes razón Alexandra ¡que emoción!...

Ligeia said...

Ahora sí que me dió miedo...

Vade retro said...

El dolor es una constante sin principio ni fin. Nos persigue, nos desafía para luego dejarnos caer en el abismo más profundo. Y es ahí donde la supervivencia se desboca en gritos e iras incontenidas.
Besos princesa.

Raphaela said...

El dolor a veces es más profundo que un pozo o un aljibe, tiene una distancia ilimitada, nos desgasta, nos asfixia, nos deja sin habla, sin saber que se oxida hasta el más tierno sentimiento...
Hay veces que un grito sucede a otro, y es una constante, una circunferencia...
Hay quienes dicen que es un círculo vicioso, un aro que refleja el alma, hay otros que dicen que cuando uno padece antecede un espiral desconocido, los sentidos se abren inusitadamente ante la mente humana...
Ligeia cuando una alma se libera todo mundo se paraliza...
Y no hay espíritu por más noble que sea que descargue el peso del alma, que lo lleve a gravedad cero.
Tienes razón, la razón se aniquila, produce un quiebre emocional, el cuerpo deja de ser nuestro y sentimos que nunca nos perteneció o por lo menos fué un préstamo a corto plazo...
Los círculos concéntricos se entrelazan con otros más sofisticados carentes de emocionabilidad y sentidos propios, los mundos paralelos tienen cortos circuitos por ambos costados, energías que parecen tener más fuerza que las propias manos, se anula la funcionalidad motora, el deseo de ser libres es una idealización y un deseo cuando se está atado de pies y manos, dirán que el agua es purificadora, pero cuando uno danza en las aguas está dando pasos en contra la corriente... ¿Seis... Siete? los días pueden llegar a diez...

Nanael said...

Ligeia, no podía esperar menos de ti, Ringu es una de mis peliculas favoritas... ya me extrañaba que no escribieras de ella. Tu relato es distinto, refleja la desesperación de sadako en el aljibe, el odio que acumuló, el abandono que sintió, nadie había presentado esa sensación mejor que tu, era todo lo que yo había pensado y que la película no había logrado mostrar... como siempre Ligeia me transportas a mundos que no sospecho, gracias...

Ligeia said...

Nanael...
Ringu es una de mis peliculas favoritas también... Y si no escribí anteriormente era porque tratar de reflejar la desesperación de sadako en el aljibe tenía que exprimentar algo sublime en el sentido real de la enajenación onírica, el odio que acumuló, el abandono que sintió, nadie había presentado esa sensación y yo quise dar es sabor agridulce, era todo lo que yo había pensado y que la película no había logrado mostrar lo quise hacer palpable desde mi propia circunferencia...

Pachmina hinó said...

Sadako... Así se llamaba...

MARIA DEL NORTE said...

Primera vez que visito tu castillo. Me resulta sombrio, oscuro, tenebroso ...
Puedo oler sahumerios por doquier, y aturdirme con ese heavy metal que retumba en el aire de este lugar ...
.-.-.-.-.-.-.-.-
Felicidades ! Pues lográs trasmitir tanto a través de esas palabras.
.-.-.-.-.-.-.-.-
Ligeia, que se esconde detras? Hay esperanzas, luz, armonía?

sonia said...

no trabajan los superheroes por la cara? cobran?

Ligeia said...

Raphaela...
El dolor a veces es más profundo que un pozo o un aljibe, tiene una distancia infinita, nos desgasta, nos asfixia, nos deja sin razón, sin saber que hay otros en similares circunstancias...
Un grito sucede a otro, y es una constante, una circunferencia en la retórica...
O como tu has pronunciado mi séptimo cuervo de oficio se despierta al menor descuido...
Un aro que refleja el alma, puede ser mortífero si ves a quienes te han dañado en la cara, hay otros que dicen que cuando uno padece antecede un espiral desconocido ¿has experimentado la claustrofobia? mi calabaza que recitaba los siete pecados capitales me contó algo al respecto, los sentidos se abren inusitadamente ante la mente humana... Y huye la sombra como un fantasma despavorido...
Raphaela cuando una alma se libera todo mundo se paraliza...
Y cuando una mujer grita todo mundo se queda mudo...
Y no hay espíritu por más noble que sea que descargue el peso del alma, como el peso pluma de tus alas de Inti.
Tienes razón, la razón se aniquila, se pulvoriza produce un quiebre emocional, el cuerpo deja de ser nuestro y sentimos que nunca nos perteneció o por lo menos fué un préstamo de vida que solo duró una milésima...
Los círculos concéntricos se entrelazan con otros más sofisticados carentes de emocionabilidad y ahí radica el eje de mi historia... los mundos paralelos tienen cortos circuitos por ambos costados, energías que parecen tener más fuerza que las propias manos y se anula la funcionalidad motora y cumple el objetivo de la insipiente locura... el deseo de ser libres es una idealización y un deseo cuando se está atado de pies y manos, ¿Seis... Siete? los días pueden llegar a diez...
Pero son siete... cada uno por mis serviles cuervos... Entonces aparezco y mis cuervos huyen al menor descuido, ellos saben que mi carárter es fuego y cuando esta Princesa vocifera todo el mundo se queda quieto...

Ligeia said...

Sonia que bueno verte...
Y sí como dije anteriormente estan muy caros los superheroes... trabajan doble jornada, y si no están en huelga es porque la salud se lleva todo los créditos...

. said...

Ligeia es conmovedor tu relato, a ratos se hacía demasiado intenso y se agudizaba el dolor hasta el punto de sentir que era uno el que estaba en el aljibe, por lo menos sabrían donde encontrarme si desaparezco los próximos seis días...

Silencio said...

A mi lo q me dio miedo, es q por momentos vivi la angustia q relatas, y cierto q seria mejor pasera con alguien de la mano, q te quite de todo dolor.

Impresionante como siempre, besos

C.Bryant said...

Ligeia...acá respondiendo a tu visita,muy bueno tu blog... aprovecho de poner un link en Araucaria y de paso leer más en esta hermosa casa tuya.

Saludos :)

C.Bryant said...

Princesa Ligeia por acá nuevamente y sólo para indicar que he leído varios post y la verdad una joya...me he permitido el presentarte a los BOBs 2006 y en estos momentos está en ánálisis por los organizadores,la nota esta en Araucaria y aprovecho este comentario para que todos en este tiempo apoyemos a Ligeia y votar en los links que he puesto en mi blog.

Saludos y felicitaciones por tan hermoso Blog.

Eros said...

Holaaa Ligeia, soy Eros para invitarte a ti a conocer, al otro lado de la luna y contarte historias...
Ven y liberate de tus pesares q aca expresas....
Eros....

Rosscorpion said...

Gran blog, apenas he leído un post y he quedado hechizado con la sombría perspectiva de nuestro oscuro mundo...

karla said...

muy buena la historia, es distinto a todos los otros blogger en los que me e metido
tiene como un buen sentido y ademas en muy lindo

terminus said...

En el círculo del eterno olvido, existiendo de espaldas al mundo, miedo a ser descubierto, miedo a estar sólo. Inspirando el miedo a lo desconocido.

Un Beso

Edu

Alexandra said...

Pienso Ligeia que tu blog es uno de los más originales y no digo el mejor porque hay uno con laberintos que son interminables y álgunos de sus ángeles escriben historias encuadernadas en piel, historias gloriosas de cielos que se abren, de marejadas que son sangre, santos y santas que quiebran su mano al rugido de los ángeles...
Seguramente es difícil hablar de un blog tan lleno de historias, historias de un Teatro de las Sombras... era el palacio jamás visto por el ojo humano, ¡solo para locos!...
Había malabaritas ciegos, ángeles trapecistas, polichinelas que eran los abogados de las causas del Diablo...
Una vez dentro y finalizado el espectáculo, no había noción si el palacio en sí y sus personajes eran personajes o títeres verdaderos, los salones demenciales gritaban ¡salven a lady Ligeia! que ahora es nuestra dramaturga...
Ella es una obra clásica de las amantes fatídicas del paganismo...
exesposa de Poe, lo asesinó elegantemente en la propia obra de Poe sin que este se diera cuenta de tal vil engaño...
¡Listo mi amado nos podemos casar ahora! ... El sumo sacerdote hizo continuar la ceremonia... Poe presentaba todos los signos claros de la muerte. El rostro adquirió la clásica contracción y hundimiento en sus líneas. Los labios poseían la normal palidez marmórea... El pulso había cesado. Durante tres días, se mantuvo el cuerpo sin enterrar. En resumen me apresuré a celebrar el funeral a causa del rápido avance de lo que se suponía era descomposición...

Poe quedó depositado en el mausoleo de uno de los rincones de mi habitación y durante tres años allí permaneció sin ser molestado. A la expiración de tres años se abrió la cripta para recibir el sarcófago, pero, ¡Que terrible sorpresa esperaba su abnegada esposa Ligeia al abrir la puerta!. Era el esqueleto de su esposo muerto todavía en el sudario... Una acuciosa investigación reveló que Poe había sido enterrado vivo...
¡Que ingenuos! ¿Quieren saber cual era la historia que elegí de regalo de bodas?...
El entierro prematuro...Ni el idiota de Poe hubiera imaginado, ser muerto por sus propias letras...
Sin olvidar cuando estuvo presente en los palacios La DANZA HA COMENZADO de la máscara de la muerte roja...
El mejor de los sabios a la espera de los efectos de la muerte la reconoce, yo ya conocía el terror y era exquisito, ¡en efecto! la grotezca máscara era su rostro sin atavíos ¡era la muerte roja enmascarada!, y venía por mí... creía que moriría de espanto ¡que ingenuo! la muerte tiene diversos rostros y con todos he tenido amoríos...
Podría hablar de estas historias un par de horas, pero sería mejor leerlas....

dina sakura said...

Sí hay historias similares a otras escritas con inventiva, o enfurecida depende como se escriban en la bitácora... historias que rugen al clamor de los ángeles y radican en la fuerza de su mente...
El intelecto es una arma de doble filo, las ideas fluyen y pueden doblegar el alma, cada partícula de un escritor rige en cada constelación de palabras y le denominamos en nuestra familia: Mar de ideas...
Ligeia... veo en tí a un ángel no diferente a que veo cuando los ángeles me cuentan sus historias al oído y me abrazan, mi poder radica en ser una Diosa y en escuchar a cada una de mis hijas, sean francesas, japonesas o ángeles, mi mano tiembla si el miedo da pasos cercanos, pero tengo mis armas débiles... El requiem de las sombras jamás pasará por aquí, decía mi madre, una de las mejores en este oficio...
Como las sombras que son precursoras del cuerpo -te digo Princesa de los actos Sombríos-
No hay aljibes ni circunferencia, sólo lapsus de tiempo para saber cuan maravilloso es el sol cuando sale del averno...

Eros said...

lIGEIA, vine del otro lado de la luna para agradecerte, por tu fase en ella e invitarte a mas historias
Eros....

Ligeia said...

Sí hay historias similares a otras escritas con inventiva, o enfurecida depende como sea el estado de ánimo... historias que rugen al clamor de los ángeles y radican en la fuerza de su mente...
Tienes razón Dina Sakura, el intelecto humano es una arma de doble filo, las ideas fluyen y pueden doblegar el alma... cada partícula de un escritor rige en cada constelación de palabras y le denominamos en nuestra familia: Mar de ideas... Conoces nuestra jerga Sakura tus capturarás las cartas que se han extraviado en la biblioteca al aire libre, verás en ella cuatro espantapájaros vivos y en mí verás un ángel si quieres verlo... Tu poder radica en ser una Diosa Comprensiva y en escuchar a cada una de tus hijas, tu mano no temblará ni el miedo se hará presente, pero tengo mis armas débiles... Somos mortalmente parecidas... El requiem de las sombras jamás pasará por aquí, decía la madre de mi madre, una de las mejores en este oficio...
Como las sombras que son precursoras del cuerpo -te digo Diosa Protectora-
No hay aljibes ni circunferencia, sólo lapsus de tiempo para saber cuan maravilloso es el sol cuando sale del averno...
Sabría que al final me encontrarías
Dina Sakura...

boris said...

princesa, mas que monedas, esta la fuerza de la convicción, pero quiero saber si la primavera que esta llegando.. en tu reino se manifiesta dejando los arboles en flor, un abrazo, boris

am_arte said...

Cautivada de danza onírica entre verbos punzantes de manantial escarlata… me daño de tus latidos paridos de esfera mágica… arrastraré mi sombra cautivada entre tus velos… desde ahí susurraré tu nombre… tal vez me veas… tal vez te dejes ver.

Pacita said...

Siempre se Ligeia y nada mas ....

C.Bryant said...

Ligeia...al proponer tu blog a los BOBs no puse desde que lugar escribes y automáticamente pusieron desde Afganistan,mi consulta es donde estas?? para corregir el error si existe.
Un fuerte abrazo :)

Roxi said...

Muy, muy lindo !!!
Con fuerza y violencia, pero tiene algo de relato primitivo, originario. Me acordé de Wanglén, caminando sola por la tierra desolada en dirección este. El círculo de agua, el origen de la vida, quizás estoy haciendo una lectura totalmente contradictoria de lo que estás planteando, pero lo percibo así.
Hay odio, pero ese odio también genera belleza.
Un abrazo, y no tienes de qué tener envidia ...

Heredero de los Sueños said...

...¿Que ocurrió entonces?... solo restaba esa duda.

...solo esa, una duda... la definitiva.

HdQ

Ave Fénix™ said...

Sería como un grito muy fuerte que sería como sacar el alma del cuerpo, para dejar de sentir ese dolor que nos corroe en las venas, es una muerte casi instantanea seguir aguantando tanto dolor, yo he gritado y casi nadie me ha escuchado, es por eso que aunque mucho tiempo el dolor me corría por las venas, deje que este saliera, para que la sangre que me envenenaba no me matara, porque si hubiera permitido esto, creo que la agonía hubiera sido muy dolorosa, el dolor es sutil cuando duele al principio, despues se hace un tormento y es cuando debemos de decir, ya basta! no dejemos que esto nos mate y nos deje muertos en vida...

El dolor puede liberarnos de una gran carga pesada si nosotros lo matamos con nuestras propias armas...es ahí lucha de poderes nuestros... entre el bien y el mal... veremos quien gana...

Aliara said...

¡Oh! No sé si pretendías aludir a la película de The Ring o hacer una historia paralela, pero te ha quedado muy bien. Por cierto, estoy leyendo el relato de Poe sobre Ligeia y me acordé de ti :)

Besitos

wallyzz said...

Los limpiadores de Estrellas

--------------------------------------------------------------------------------

Bibliografía: Esto nació de pasar frente a una ferretería
y ver una caja de cartón conteniendo algún objeto misterioso
con la siguiente leyenda: STAR WASHERS.

Se formó una Sociedad con el nombre de LOS LIMPIADORES DE ESTRELLAS. Era suficiente llamar al teléfono 50-4765 para que de inmediato salieran las brigadas de limpieza, provistas de todos los implementos necesarios y muñidas de órdenes efectivas que se apresuraban a llevar a la práctica; tal era, al menos, el lenguaje que empleaba la propaganda de la Sociedad. En esta forma, bien pronto las estrellas del cielo readquirieron el brillo que el tiempo, los estudios históricos y el humo de los aviones habían empañado. fue posible iniciar una más legítima clasificación de magnitudes, aunque se comprobó con sorpresa y alegría que todas las estrellas, después de sometidas al proceso de limpieza, pertenecían a las tres primeras. lo que se había tomado antes por insignificancia -¿quién se preocupa de una estrella al parecer situada a cientos de años-luz?- resultó ser fuego constreñido, a la espera de recobrar su legítima fosforecencia*. Por cierto, la tarea no era fácil. En los primeros tiempos, sobre todo, el teléfono 50-4765 llamaba continuamente y los directores de la empresa no sabían cómo multiplicar las brigadas y trazarles itinerarios complicados que, partiendo de la Alfa de determinada constelación, llegasen hasta la Kapa en el mismo turno de trabajo, a fin de que un número considerable de estrellas asociadas quedaran simultáneamente limpias. Cuando por la noche una constelación refulgía de manera novedosa, el teléfono era asediado por miríadas estelares incapaces de contener su envidia, dispuestas a todo con tal de equipararse a las ya atendidas por la Sociedad. Fue necesario acudir a subterfugios diversos, tales como recubrir las estrellas ya lavadas con películas diáfanas que sólo al cabo de un tiempo se disolvían revelando su brillo deslumbrador; o bien aprovechar la época de densas nubes, cuando los astros perdían contacto con la Tierra y les resultaba imposible llamar a la Sociedad en demanda de limpieza. El directorio compró toda idea ingeniosa destinada a mejorar el servicios y abolir envidias entre constelaciones y nebulosas. Estas últimas, que sólo podían acogerse a las ventajas de un cepillado enérgico y un baño de vapor que les quitara las concreciones de la materia, rotaban con melancolía, celosas de las estrellas llegadas ya a su forma esbelta. El directorio de la Sociedad las conformó sin embargo con unos prospectos elegantemente impresos donde se especificaba: "El cepillado de las nebulosas permite a éstas ofrecer a los ojos del universo la gracia constante de una línea en perpetua mutación, tal como la anhelan poetas y pintores. Toda cosa ya definida equivale al renunciamiento de las otras múltiples formas en que se complace la voluntad divina". A su vez las estrellas no pudieron evitar la congoja que este prospecto les producía, y fue necesario que la Sociedad ofreciera compensatoriamente un abono secular en el que varias limpiezas resultaban gratuitas. Los estudios astronómicos sufrieron tal crisis que las precarias y provisorias bases de la ciencia precipitaron su estrepitosa bancarrota. Inmensas bibliotecas fueron arrojadas al fuego, y por un tiempo los hombres pudieron dormir en paz sin pensar en la falta de combustible, alarmante ya en aquella época terrestre. Los nombres de Copérnico, Martín Gil, Galileo, Gaviola y James Jeans fueron borrados de panteones y academias; en su lugar se perfilaron con letras capitales e imperecederas los de aquellos que fundaran la Sociedad. La Poesía sufrió también un quebranto perceptible; himnos al sol, ahora en descrédito, fueron burlonamente desterrados de las antologías; poemas donde se mencionaba a Betelgeuse, Casiopea y Alfa del Centauro, cayeron en estruendoso olvido. Una literatura capital, la de la Luna, pasó a la nada como barrida por escobas gigantescas; ¿quién recordó desde entonces a Laforgue, Jules Verne, Hokusai, Lugones y Beethoven? El Hombre de la Luna puso su haz en el suelo y se sentó a llorar sobre el Mar de los Humores, largamente. Por desdicha las consecuencias de tamaña transformación sideral no habían sido previstas en el seno de la Sociedad. (¿O lo habían sido y, arrastrado su directorio por el afán de lucro, fingió ignorar el terrible porvenir que aguardaba al universo?) El plan de trabajo encarado por la empresa se dividía en tres etapas que fueron sucesivamente llevadas a efecto. Ante todo, atender los pedidos espontáneos mediante el teléfono 50-4765. Segundo, enardecer las coqueterías en base a una efectiva propaganda. Tercero, limpiar de buen o mal grado aquellas estrellas indiferentes o modestas. Esto último, acogido por un clamor en el que alternaban las protestas con las voces de aliento, fue realizado en forma implacable por la Sociedad, ansiosa de que ninguna estrella quedara sin los beneficios d la organización. Durante un tiempo determinado se enviaron las brigadas junto con tropas de asalto y máquinas de sitio hacia aquellas zonas hostiles del cielo. Una tras otra, las constelaciones recobraron su brillo; el teléfono de la Sociedad se cubrió de silencio pero las brigadas, movidas por un impulso ciego, proseguían su labor incesante. Hasta que solo quedó una estrella por limpiar. Antes de emitir la orden final, el directorio d la Sociedad subió en pleno a las terrazas del rascacielos -denominación justísima- y contempló su obra con orgullo. Todos los hombres de la Tierra comulgaban en se instante solemne. Ciertamente, jamás se había visto un cielo semejante. Cada estrella era un sol de indescriptible luminosidad. Ya no se hacían preguntas como en los viejos tiempos: "¿Te parece que es anaranjada, rojiza o amarilla?" Ahora los colores se manifestaban en toda su pureza, las estrellas dobles alternaban sus rayos en matices únicos, y tanto la Luna como el Sol aparecían confundidos en la muchedumbre de estrellas, invisibles, derrotados, deshechos por la triunfal tarea de los limpiadores. Y sólo quedaba un astro por limpiar. Era Nausicaa, una estrella que muy pocos sabios conocían, perdida allá en su falsa vigésima magnitud. cuando la brigada cumpliera su labor, el cielo estaría absolutamente limpio. La Sociedad habría triunfado. La Sociedad descendería a los recintos del tiempo, segura de la inmoralidad. La orden fue emitida. Desde sus telescopios, los directores y los pueblos contemplaban con emoción la estrella casi invisible. Un instante, y también ella se agregaría al concierto luminoso de sus compañeras. Y el cielo sería perfecto, para siempre... Un clamoreo horrible, como el de vidrios raspando un ojo, se enderezó de golpe el el aire abriéndose en una especie de tremendo Igdrasil inesperado. El directorio de la Sociedad yacía por el suelo, apretándose los párpados con las manos crispadas, y en todo el mundo rodaban las gentes contra la tierra, abriéndose camino hacia los sótanos, hacia la tiniebla, cegándose entre ellos con uñas y con espadas para no ver, para no ver, para no ver... La tarea había concluido, la estrella estaba limpia. pero su luz, incorporándose a la luz de las restantes estrellas acogidas a los beneficios de la Sociedad, sobrepasaba ya las posibilidades de la sombra. La noche quedó instantáneamente abolida. Todo fue blanco, el espacio blanco, el vacío blanco, los cielos como un lecho que muestra las sábanas, y no hubo más que una blancura total, suma de todas las estrellas limpias... Antes de morir, uno de los directores de la Sociedad alcanzó a separar un poco los dedos y mirar por entre ellos: vio el cielo enteramente blanco y las estrellas, todas las estrellas, formando puntos negros. Estaban las constelaciones y las nebulosas: las constelaciones puntos negros; y las nebulosas, nubes de tormenta. Y después el cielo, enteramente blanco. 1942 *En noviembre de 1942, el doctor Fernando H. Dawson (del Observatorio astronómico de la Universidad de La Plata) anunció clamorosamente haber descubierto una "nova" ubicada a 8 h. 9,5 de ascensión recta y 35º 12´ de declinación austral, "siendo la estrella más brillante en la región entre Sirio, Canopus y el horizonte". (La Prensa, 10 de noviembre, pág. 10.) ¡Angélicas criaturas! La verdad es que se trataba del primer ensayo -naturalmente secreto- de la Sociedad.

De "La otra orilla", 1942. © Alfaguara. Cortázar,Cuentos completos 1


--------------------------------------------------------------------------------
Para Usted Madmoiselle...

Rodrigo said...

Feliz de conocerte y ansioso de ver tu rostro, espero sea my pronto
Cariños
Rodrigo

Ah me gusto tu blog, ya vendré con mas tiempo ahora solo lei el principio y me gusto...

pablo h. said...

Hubo un tiempo, un dulce ángel de cabellos oscuros como la noche, me fuí a duelo con su ángel y el terminó odiando mi nombre... pero se llevó lo que más quería.
Suelo imaginar si hubiese sido más valiente si le hubiese contado que la quería, podría estar a mi lado ahora, a fin de cuentas yo la quise primero... Sabía que cuando su reloj daba las doce un espantapájaro vivo la despertaba, sabía que era un ángel, ví sus alas un día y casi muero de la impresión... Ví sus originales versos y la amé desde el primer día cuando me dijo... Sabes tengo un librito pequeño alguien lo escribió para mí, entonces enloquecí de amor, conocí a otras, y a otras, pero ella siempre estuvo en mi corazón clavandóme su estaca, no habían princesas más inteligentes, estaba en mis recuerdos dulces, venía como inconcientemente, estaba en mi memoria, algunos versos los escribí pensando en ella, y los otros, para otras que fueran como ellas... pero era imposible...
Los años pasaron y siempre estuvo como cosa pendiente, como mi verdadero amor y puro, y jamás le dí un beso... Nunca me atreví, fuí un cobarde, sabía que me daría un golpe, ahora me arrepiento, pero nunca es tarde... vino mi libro, y ella no estuvo presente, me creerían que después de tantos años ese día miré el cielo y ella no apareció, siguieron las otras, vinieron otras, pero su niñería, su corazón dulce nunca pudieron desprenderse, si no fuera por su cuerpo perfecto, hubiese imaginado que siempre fué una niña, pero no una buena, una mala, vanidosa y la vez tierna, es rara la combinación per así es ella, no es normal...
Tenía una mini corta, y se sentaba a fuera de su casa a leer, yo le miraba el alma, y aún así me enamoraba más, le conté a mi madre de este amor tan irracional, mi madre la adoraba porque parecía una muñeca, la quería para su colección personal, entonces le conté a mi mejor amigo y el muy traidor se enamoró de ella, no tenía amigos, eran una amenaza, huí de ellos, pero ella me había vuelto un desquiciado, un día fuí verla y me contaron que su ángel guía había muerto y ahí estuve, ni siquiera se dió cuenta de que yo existía, al verla llorar, lloré, la seguí pero los ángeles son despistados y no me vió... Al otro día toqué su puerta pero nadie salió esta vez... al otro y al otro... Hasta que un ángel me dijo... ella se fué lejos, a no la busques más... Sentí un dolor en el pecho, pensé que se me iba salir el alma, nunca volví a ser el mismo, estuve muerto un par de siglos, me volví un loco, la odié... la amé y es posible que nunca la deje de querer, siempre estuvo en mi boca al pronunciar la palabra amor, tristeza, esperanza...
Y ahí siguió, no hubo princesa que la destronara, los ángeles se apiadaron de mí al verme tan trastornado, ¡al publicar su segundo libro! dijo su hermana ángel...
Estaba leyendo un verso, cuando la ví pasar, ¡era ella! mi corazón no me podía engañar, sentía como se agitaba, mis ojos no se podían apartar de sus ojos... lucía diferente... pero al escuchar su voz de niña y al ver sus piernas delgadas, mis ojos no me pudieron engañar ¡Estás hermosa! y no dijo nada... ¡Te amo!... salió corriendo, no eran nisiquiera las doce para que huyera de esa forma!...
Y la ví... Más hermosa de lo que la recordaba, aún más dulce de lo que era, ¡no te creas Pablo! me dijo nunca he sido una niña buena...
pero a mí ese ángel nunca podría engañarme... ni menos a mí, era la combinación perfecta de diosa fatal, con una niñita pequeña. era perfecta, al verla con ese escote tan insinuante, fué difícil concentrarme pero a mí no me engañaba ¡era una niña! insisto puede que te engañe su apariencia, ¡pero es una niña! un ángel, la mejor escritora que conocí, que conozco ¡hay Dios! como la admiraba... Caí en depresión, fué peor haberla visto, mi novia actual la odia, me quiere dejar, insiste que aún la quiero...y no se equivoca, sabe que es mi tormento, mi novia actual es hermosa, muy hermosa pero es normal, la otra es un ángel perfecto...
Quizás muera de amor, aunque dicen los que nunca han amado, que nadie muere de amor... pero si la conocieran me entenderían, quizás unos de estos días, unas de estas noches, al pronunciar su nombre, al ver un ángel, quizás un libro... todo me la recuerda, es mejor no decir nada y morir en silencio.

algenib said...

Aprovechando mi espíritu renovado y estando bien cargado de fuerzas decidí emprender de nuevo mi particular noviciado hacia los infiernos pasando por la morada de la princesa para contestar sus preguntas. Parecía exaltada, presa de una ligera duda acerca de mi procedencia y por supuesto extrañada al verme con vida, pues pensaba que me habría convertido en uno de sus simples siervos mortales y que sus bestias carroñeras me habrían hecho migas de no ser por la de la espada de los dioses de Taotoken, y que aun habiendo sucedido eso el intenso veneno derramado en mí y salido por sus labios habría acabado conmigo. La ingenuidad extrema derivada de su gran poder le hubo llevado a pensar eso, en sí había sido mi adversario, mas sabía que ya no lo sería jamás. Su poder aun a sabiendas de lo trascendente que podía llegar a ser resultaba noble, como el suspiro de su mirada a cinco centímetros de la mía, como la exquisitez de su altanería al mandar sobre sus corsarios de la noche un ataque defensivo ante mi presencia y como la belleza exangüe que a cada paso hacía respirar al mundo. Mi deseo sería quedarme tan sólo un rato a ultimar algunos detalles aunque la velada se demoró demasiado, tanto que al salir de sus linajes no pude emprender el camino que me llevaría hasta Mordred, tal y como me dibujó en su plano el mórbido barbado de Raphaela, Percibal. Llegué hasta su territorio dibujando amenazas sobre sus bárbaros polichinelas que me rehuían, ¡parecía que era conocido por esos lares! El miedo de los infantes de las sombras se desdoblaba a mi paso, tenían miedo a la luz, miedo a su destino, miedo a la fatalidad de mi poder. Y mientras avanzaba hacia la hechicera, hacia la bruja de la especie femenina por su fulgor y hermosura susurraba para mis adentros los recuerdos de sus palabras pronunciadas por sus rojos labios sedosos. Entre el fango, el musgo y la arena me seguían juntos toneladas de seres nocturnos que no me quitaban sus ojos de encima. Poco a poco y según me repetía a mí mismo el por qué de sus palabras todo se iba haciendo más intenso, el terreno polvoriento, los seres me rodearon y frente a mí se halló la exuberante princesa de las noches. Sus siete sargentos endiablados volaron hacia un peñasco cercano sin perderme de vista y sus arlequines comenzaron a rodearme y con sus característicos gestos comenzaron a pronunciar una especie de rezo promovido por la princesa para engalanar la noche con uno de sus obituarios. Todo estaba preparado para que comenzara el espectáculo privado en su teatro, Oberón se asomaba para comenzar el primer acto de la noche, quedé sorprendido al ver que su tamaño había aumentado ¡como cinco veces más! Y mientras la diosa de ébano se concentraba cabizbaja y sus actores me arrediaban, gritó.

-¡Basta! Dejadnos solos. ¡Ya!

Y en unos instantes todo su séquito por completo a excepción de sus leales cuervos desapareció. Sus alas se plegaron y de dirigió a mí.

-No son mis alas de ébano, ni a tí a quién temo... nadie me teme porque sí, aún cuando hay quienes deseen mis alas apetitosas en este sitio...
Si retiro de mi haber la exquisitez y la exuberancia de mi belleza oscura, seguirá persistiendo de una y de otra renacerá una historia similar... Un alma pura se esconde tras mi faz de asesina, misteriosa y fría de mortales e inmortales sueños... El pudor es cosa de humanos y el miedo es un invento de mis demonios y todos juntos inventamos las historias de quienes se cuentan otras peores aún.
Pero tú y mi odio no van de la mano. Saldré de este aljibe y miraré la luz, si me prometes contar como sabes tantas cosas de mí, has pronunciado mi nombre en las tinieblas y me has reconocido sin temor alguno a que te destruya ¿Quien eres en realidad?
-Demasiadas preguntas juntas, Lady Ligeia.
-No sé. Te refugias en mí proclamando que no eres de este mundo, ¿qué te trae por aquí?
-¡Qué no ves que no brilla tu medallón hebreo! ¿Qué ha sido de la princesa de los sueños de Poe? ¿Qué te ha pasado? ¿Es la huella de Elizabetha la que te ha predispuesto a no disfrutar de tus juergas nocturnas? Antes cuando dormías te asimilabas a un ángel enamorada, tus alas sufrían grandes transformaciones en su dorso y tus labios eran coloreados por las ninfas de la misericordia.
-¡Todo lo he perdido!... He caído a un aljibe que es lo que ves, no hay luz a excepción de la tuya, mi vida ya no es lo que era antes. Mis libros no me complacen, hasta el punto que verlos arder en llamas es mi placer favorito... Estoy harta de que mis alas apetitosas sean deseadas en este sitio por tan desmerecedores amantes... Tengo hambre de estrategias y soberbias conjuntas... Estoy harta de estar despierta las mejores horas del día... Ayúdame Algenib.
-Lo haré, y a cambio me llevarás hasta los dioses endemoniados del averno.
-Y ¿sabes tú lo que es la felicidad? En el infierno tengo muy buenos amigos.
-No, nunca la he conocido como plena, dede ser como la luna vista de noche desde la Tierra, pero tú que bien la conoces me la enseñarás.
-Algenib... ¿Cúando fué que me besaste y no me dí por enterada? hay algo en tí que me es familiar...
-Me conoces desde siempre. Tu sabio poder me ha acechado en varias ocasiones, tu instinto, tu placer. No me vayas a decir ahora que todo fue uno de tus hechizos y que estuve con Elisabetha...
-No, fue con mi hermana Raphaela...
-¿Qué? Entonces... ¡Ninómade estaba en lo cierto! ¡Sois hermanas!
-He creado un espejismo para ti.
-Pero... ¿por qué?
-¡Para enamorarte!

Repentinamente creció de la nada una niebla tan espesa que cubría todo, hasta mi propio cuerpo, no se veía nada, al caminar hacia adelante y hacia atrás crujían restos de huesos en el suelo, mi asombro era de tal envergadura que de tanta sinrazón no pude evitar escuchar risas a uno y otro lado de arlequines que al momento desaparecían al mirarles, se movían a una velocidad de vértigo en derredor a mi cuerpo, y los graznidos por encima de mi cabeza me hacían presagiar lo peor: un nuevo conjuro de la más hermosa de las hechiceras. Pero resultó que no fue así, poco a poco se hizo la calma, el silencio se apoderó del lugar y las brumas se desvanecieron sin quedar ni rastro de la princesa de los fatales encajes ni de sus compañeros de vida. Se me abrió un camino a la derecha en mitad de un bosque que hubiese jurado no haber visto antes, parecía descendente, muy descendente conforme caminaba por él: Ligeia me había mostrado el camino.

Ligeia said...

Sabía que me conocías demasiado Poeta, pero yo te contaré una historia de ángeles que gimen al dolor y otros que aman y no saben que es sentimiento y huyen... Nací presa de la ira, presa de una ligera duda acerca de mi procedencia y por supuesto extrañada al verme con vida, pues pensaba que me habían convertido en una diosa malvada y que mis bestias carroñeras me habrían hecho trizas de no ser por la de la espada de los dioses de Taotoken... ahora me pertenecen... y que aún habiendo sucedido eso el intenso veneno derramado en mí y salido de mis labios habría acabado conmigo... La ingenuidad extrema derivada de mi gran poder le hubo llevado a pensar eso, en sí había sido mi adversaria un ángel caído, mas sabía que ya no lo sería jamás. Su poder aún a sabiendas de lo trascendente que podía llegar a ser resultaba noble, como el suspiro de su mirada a cinco centímetros de la mía, ¡a quien quieres engañar le dije a Ninómade sé perfectamente que no me amas! sé que eres un inhumano capaz de asesinar, no sabes amar, y te escudas en Dios, Vociferaba... como la exquisitez de mi altanería al mandar sobre mis corsarios de la noche un ataque defensivo ante su presencia y como la belleza la poseo a cada paso hacía respirar al mundo... tengo un olfato, muy fino y sé como son los sentimientos... Mi deseo sería quedarme tan sólo un rato a ultimar algunos detalles aunque la velada se demoró demasiado, tanto que al salir de mis linajes no pude emprender el camino que me llevaría hasta Mordred, tal y como me dibujó en mi plano el mórbido súbdito de Raphaela, Percibal. Llegué hasta mi territorio de princesas oscuras dibujando amenazas sobre mis bárbaros polichinelas que me escuchaban, ¡parecía que me eras conocido! El miedo de los infantes de las sombras se desdoblaba a mi paso, tenían miedo a la luz, miedo al ver mi tránsito, miedo a la fatalidad de mi poder. Y mientras avanzaba hacia el escribano, un ángel me salió de improviso... susurraba para mis adentros los recuerdos de sus palabras pronunciadas por sus alas de ninfa ¡era poderosa!. Entre el fango, el musgo y la arena me seguían juntos toneladas de seres celestiales que no me quitaban sus ojos de encima. Poco a poco y según me repetía a mí misma el por qué de mis palabras escandalizan, todo se iba haciendo más intenso, el terreno polvoriento, los seres me rodearon y frente a mí se halló el ángel de los actos moribundos. Sus santos doblaron hacia un peñasco cercano sin perderme de vista y sus arlequines comenzaron a rodearme y con sus característicos gestos comenzaron a pronunciar una especie de rezo promovido por el ángel dramaturgo para engalanar la noche con uno de sus rezos que me originaban espasmos. Todo estaba preparada para que comenzara el espectáculo privado en mi teatro de las sombras ¡a quí no se mueve ni un personaje si yo lo autorizo!, Oberón se asomaba para comenzar el primer acto de la noche, quedé sorprendida al ver como contemplaba al ángel, la deseaba no quedaba ninguna duda ¡como la observaba! Y mientras el escribano no daba prenda ni decía donde estaba su castillo, si su pluma fué mía alguna vez en mis sueños de féretro, se concentraba cabizbajo y sus actores me arrediaban, gritó.

-¡Basta! Dejadnos solos. ¡Ya!

Y en unos instantes todo su séquito de literatos completo a excepción de sus leales escribanos desapareció. Sus letras se plegaron y de dirigió a mí.

-No son tus alas de ébano, ni a tí a quién temo... nadie me teme porque sí, aún cuando hay quienes deseen tus alas apetitosas en este sitio...
La exquisitez y la exuberancia de tu belleza oscura, seguirá persistiendo de una y de otra renacerá una historia similar... pero ninguna será como esta...
Un alma pura se esconde tras tu faz de asesina, misteriosa y fría de mortales e inmortales sueños y tragedias conjuntas... El pudor es cosa de humanos y el miedo es un invento de tus demonios y todos juntos inventamos las historias de quienes se cuentan otras peores aún y tú las escribes en tu bitácora y la haces famosas,
Pero tú y mi odio no van de la mano. Saldré de este aljibe y miraré la luz, si me prometes contar como sabes tantas cosas de mí, has pronunciado mi nombre en las tinieblas y me has reconocido sin temor alguno a que te destruya ¿Quien eres en realidad?
¡habla de una vez escritor! ¡porque has visto mi rostro!...
-No sé. Te refugias en mí proclamando que no eres de este mundo, ¿qué te trae por aquí?
-¡Qué no ves que no brilla tu medallón hebreo! ¿Qué ha sido de la princesa de los sueños de Poe? ¿Qué te ha pasado? ¿Es la huella de Elizabetha la que te ha predispuesto a no disfrutar de tus juergas nocturnas? Antes cuando dormías te asimilabas a un ángel enamorada, tus alas sufrían grandes transformaciones en su dorso y tus labios eran coloreados por las ninfas de la misericordia.
-¡Todo lo he perdido!... He caído a un aljibe que es lo que ves, no ves que mi ángel no me ama y no haya como excusarse... no hay luz a excepción de la tuya, mi vida ya no tiene sentido. Mis libros no me complacen, hasta el punto que verlos arder en llamas es mi placer favorito... Estoy harta de estar despierta las mejores horas del día... ¡Ayúdame Algenib!.
-Lo haré, y a cambio me llevarás hasta los dioses endemoniados del averno.
-Y ¿sabes tú lo que es la felicidad poeta? En el infierno tengo muy buenos amigos y saben de mi dolor y lo disfrutan...
-No, nunca la he conocido como plena, debe ser como la luna vista de noche desde la Tierra, pero tú que bien la conoces me la enseñarás y a cambio me besarás en la boca...
-Algenib... ¿Cúando fué que me besaste y no me dí por enterada? hay algo en tí que me es familiar, si me besas de nuevo reconoceré tu saliva...
-Me conoces desde siempre. Tu sabio poder me ha acechado en varias ocasiones, tu instinto, tu placer. No me vayas a decir ahora que todo fue uno de tus hechizos y que estuve con Elisabetha...
-No, fue con mi hermana Raphaela...
-¿Qué? Entonces... ¡Ninómade estaba en lo cierto! ¡Sois hermanas!
-He creado un espejismo para ti.
-Pero... ¿por qué?
-¡Para enamorarte!
Todo está confuso, el escritor es quien sabe más de mí que yo misma, trataré de ser cautelosa... adelante y hacia atrás crujían restos de huesos en el suelo, su asombro era de tal envergadura que de tanta sin razón no pude evitar escuchar risas a uno y otro lado de arlequines que al momento desaparecían al mirarles, se movían a una velocidad de vértigo en derredor a mi cuerpo hecho fuego, y los graznidos por encima de mi cabeza me hacían presagiar lo peor: un nuevo conjuro le había dado de beber en la boca. Pero resultó que no fue así, poco a poco se hizo la calma, el silencio se apoderó del lugar y las brumas se desvanecieron sin quedar ni rastro del escritor ¡y el ángel! ¿dónde está? fatal es su amor, aniquila a los que ama, pero les ama... es el castigo por apoderarse de los laberintos de Alcatena... estaban escritos en sangre...
Se me abrió un camino a la siniestra en mitad de un bosque encantado que hubiese jurado haberlo visto antes, parecía descendente, muy descendente conforme caminaba por él...
Estos son mis terrenos, te mostraré el camino Poeta, quiero que reveles tu identidad ¡de una vez por todas!...

Maik Pimienta said...

Ummm...tanta furia puede tener consecuencias inprevisibles. Por cierto, la palabra algibe me encanta, me sabes a agua -cómo no-.

Pachmina hinó said...

Mikami, sabìa que me ayudarìas, sabìa que eras tù...

Glauca said...

De manera intermitente, la vida da vueltas y mas vueltas y nos vemos envueltos en espirales que nos hunden en el pozo más profundo de las sombras. Es ahí donde se debe coger fuerzas y en un empuje salir hacia el exterior liberada.

Un abrazo

Enzo Antonio said...

Relato muy intenso, con mucho dolor, si parecía por un instante que era yo envuelto en tanta angustia.
Bueno como todo lo que has escrito lleno de magia.
Saludos cariñosos.

Princesa Dariak said...

El abismo es un aljibe inmenso. Sus paredes de barro humedo, engominado y su fondo de agua en estrelladas constelaciones. Cayendo,escuchas el silencio hecho eco en tu voz... es tu propio encuentro.
Mi alma se elevo hacia el arbol del sueño, y estuve frente a èl y me hablò. Y en su pedestal està el aljibe infinito, y el mismo es ese infinito... y mi grito jamàs se escucho. He muerto.
Aqui estoy, reflejada en mi, otra esa que ahora es y sobremurio... empuñando la Espada que hoy es mi herencia y mi Honor.

Un abrazo, mi saludo, una venia, Princesa del Espanto. Quizas tu grito se fundiò con el mio... y por eso no lo escuche... cuentame tus historias, que no quiero dormir mas...

Un relato exelente, lo mismo que el anterior, Elizabetha... mis saludos tambièn a ella.

Heredero de los Sueños said...

TE DEJO AQUÍ...

MI BESO ETERNO.

HdQ

Lord Comte von Anendorf said...

Paso a refrescarme (¡será la palabra adecuada?) en los vértigos de tus palabras. Después de algún tiempo en insípidas tierras lejanas, la humedad de tu lar me reconforta. Y tu calor...

||| hamahiru ||| said...

Miedo.. Me duelen los dedos al imaginarme arrancándome el alma.. No podría.. Precioso relato. Unsaludo

El Hijo del Quijote said...

...entonces...

MALDITAMENTE TUYO...

Todo en tus manos... como lo señalé en los principios.

PABLO H. said...

No hay letras, huellas, ni formas para robar una frase tuya o una sonrisa, la luna me hablaba y me comentaba de tu risa, de tus alas color noche que se agita en el roce de una caricia negra, Si eres una ángel malvada que me debilita, pero eso no me quita el sueño, los años, los dias, las noches en que he pronunciado tu nombre, sabía que esa mirada de niña volvería a ver aunque fuera en diez años, Ligeia la vida es un solo un tiempo, donde los humanos nos accidentamos, sé que todos tenemos un ángel que nos protege pero lamentablemente tu no eras precisamente mía, desearía cerrar mis ojos y pensar que eres tú, pero los ángeles son extraños y huyen cuando te das cuenta de que verdaderamente existen, tengo un temor irracional al perder un ángel o extraviarlo... Y si hubiese sido valiente y si te hubiera raptado, si hubiera reaccinado a tiempo... Te das cuenta Ligeia como son ángeles caidos son desobedientes, ves como solo observan...
Recuerdas el libro que te obsequié... Me pregunto porque no me escribes NIÑITA MALA...

Ariadna said...

Que bonito mundo el tuyo, de fantasía y magia, soy amiga de Silencio, gracias a ella conoci tu blog,precioso.

Te invito a suspirar,¿vienes?

Un saludo

Anonymous said...

Quizás te sientas así, yo también he estado en el mismo lugar tratando de sobrevivir, sería absurdo ocultar la luna con mis manos. He sufrido, he llorado, he querido arrancar mi piel algunas veces, pero me he fortalizado, leí tu historia, creí ver mi reflejo y salí huyendo, no sería la primera vez... los ángeles se esconden cuando ven que algo terrible asomarse, no pueden ocultar sus lágrimas ¿Que quieres? ¿que huya por siempre? si me atemoriza la idea, no puedo pensar en ángeles, sin imaginarme...
Que más puedo decir...

pablo h. said...

Conocí un ángel, al menos tuve el placer de mirarle a los ojos, escribía letras al sol, la conocí en un encuentro de escritores, vestìa de princesa, creo que mi corazón se paralizó, tenía un gesto altivo, típico de las princesas esquivas que no se dejan apreciar a simple vista, observaba como era llevada en brazos a una sala contigua, creo que tropezó con algo y distraída cayó por las escaleras, me sorprendí al ver cuan inteligente era, creo que al escucharla hablar sentí una pulsación angustiante en el pecho, los entendidos en relatos premunitorios dicen que cuando reconoces aun ángel es que hay una anexión extra sensorial, ví su rodilla parchada debajo de su minifalda, tenía la letra S colgando de su cuello
-Es un regalo de un ángel me dijo-
PARA NO CREAR FALSAS ESPECTATIVAS le pregunté si ese ángel era él o ella
-Es ella- sonrió maliciosamente... Nunca fué tan feliz
Le dije si llevaba su mochila y si se sentía mejor del infortunado accidente, me comentó que unos de sus placeres favoritos era espiar a los niños cuando jugaban, que los escuchaba y se convertía en un ángel espía...
Por dentro estaba llena de puertas , era un ángel , un libro, una abeja... volando entre tantas en una colmena...
RESPIRA me decían mis amigos al quedar sin aliento, creo que jamás puse atención en Sabella.. La odié un par de veces... PERO el odio y el amor van de la mano... pero ella es una niña con alas...

Heredero de los Sueños said...

Es de hace unos meses atrás con/sin... destino -un misterio-
pensé que os podría gustar.

Os lo comparto con vuesa merced:

"Cabalgarás perdida
sobre un corcel de fuego ardiente
y apretarás tus piernas fuerte
sobre su pelaje encendido,
recibiendo las caricias de un Caballero
directo en tu mitad de mujer...

Seré el unicornio fiero
que penetraré tus fantasías
hasta lo más profundo y húmedo de tus sensaciones...
hasta que te salgan alas
con las que te dejes caer al vacío inmenso,
sintiendo como tu cuerpo
se estremece con cada envestida.

Serás la sirena y náyade
que dueña de los mares y ríos,
me bañe con su roció femenino...
Mientras yo, beba de ti
y te hipnotice con un collar de hipocampos,
llevando oxígeno al océano
para que nazcan nuevas crías y otras especies
que te acompañen
en tu silencio marino,
cuando en el reposo
te estimules con mis recuerdos.

Y seré el misterioso hombre
con el que alguna vez soñaste,
que te abrazaría por la espalda
poniendo un antifaz ciego en tus ojos...
para que no me veas
quedándome para siempre en tus quimeras.

...Hombre vestido de invisible,
de manifiestas intenciones
acorralándote contra ese muro
que lleva inscrito mi nombre
y desnudándote a la luz
de lo que has estado deseando por años...
y desnudándome a tus espaldas
para que no me veas...
pero sí,
que me sientas.

El yelmo y la adarga
caerán sobre el césped
porque el Caballero
se despojará de sus armaduras
para mostrarse tal como es
y nombrarte su doncella,
sellando el rito,
con su espada corpórea
envainándose en tu cuerpo.

Ligeia said...

Ya te lo dije... Hijo del Orates, heredero del linaje de los escribanos, quimeras del medioavo y testarudo, ¡la luna es mía! fébril, desvariante, completamente pagana y libertaria... no soy una Princesa sencilla, soy más bién fiera por oficio, tengo en mi castillo ventanas infinitas que miran al océano, no esperes ver hadas, unicornios, solo verás geroglíficos interminables... verás en mi la profundidad de mis ansias y lo que me complace y reirás si en una de esas... te regalo un beso...

¡La danza ha comenzado!

Ser el Escribano de la Muerte me complace hasta en los huesos,
para erigir en un rito propio
como el Juglar de la Vida...
de la trova que ahora ¡sí existe!
y se hará oir en demasía
entre arpegios y violines...
Pero con canciones con tu voz ya conocida...

De los innatos versos prosaicos
-ignorantes de recursos ¡te proclamo!-
que se dejen caer mis alas y la piel quede a la interperie...
que se vista, gota a gota, desde tu sudor mi sangre,
que exhalan de mi aliento febril,
que brotan de mi vacío, naciéndose...
que me alientan y te alimentan,
que me roban el tiempo
para hacerlo eterno y fecundo...

¿Acaso el hijo no estan seductor como su padre?...

Heredero de los Sueños said...

Quizá lo sea... quizás... no.

...Mas, igual -en una de esas- me regalarás Tu Beso

el que podría llegar
a ser...

ETERNO!

HdQ.

...?...

Nestor said...

Alquimias de la palabra trasmutan tu alma en una leyenda urbana.

Eso siento.

Te dejo un abrazo.
Nestor

A-X said...

"grité hasta secar mi saliva"... es precioso... maravillosamente sensual...

donde estás? quiero ir a buscarte!!!


Precioso post, maravilloso blog...

Visítanos cuando quieras...

Andy

Ligeia said...

Sabía que no revelarías finalmente tu identidad Poeta, y más aún que tomarías otro receso al observar la luna... Te conté una historia de ángeles que gimen al dolor y otros que aman y no saben que es ese sentimiento y huyen... No cualquiera es un coleccionador de espantapájaros, y más aún posee un teatro de sombras en la interperie, presa de una ligera duda acerca de mi procedencia y del amor incestuoso de Poe extrañada al verme con vida aún, pues sabía que me habían convertido en una diosa de ébano y que mis gárgolas me habrían hecho pedazos de no ser por lo pervertido que pueden llegar a ser los cuervos, que comunican a las tinieblas que otro muerto es recluído ... ¡ahora me perteneces! ¡espíritu!, ¡rie Caronte al transitar por las aguas!... y que aún bebiendo el intenso veneno derramado en mí y salido de mis labios que hace la muerte más apetitosa, le aniquila fébril y suave... La ingenuidad extrema derivada de mi gran poder le hubo llevado a pensar a los ángeles, en sí había sido mi adversaria una Princesa de los actos Suicidas, más sabía que ya no lo sería jamás... El amor por Ninómade se había extinguido, a sabiendas de lo trascendente que podía llegar a ser un corazón herido, como el suspiro de su mirada a cinco centímetros de la mía, ¡a quien quieres engañar le dije a Ninómade sé perfectamente que no me amas! sé que eres un inhumano capaz de asesinar, no sabes amar, y te escudas en Dios, Vociferaba... como la exquisitez de mi altanería al mandar sobre mis corsarios de la noche siniestra... Me complacía despertar a Algenib con un beso... un ataque exquisto y corpóreo ante su presencia y como la belleza la poseo a cada milésima, hacía respirar al mundo la palabra DESEO... tengo un olfato, muy fino y sé como son los sentimientos anarquistas... Mi deseo sería quedarme tan sólo un rato a ultimar algunos detalles aunque la velada se demoró en demasía, tanto que al salir de mis encajes negros no pude emprender el camino que me llevaría hasta Algenib, tal y como me dibujó en mi plano el mórbido súbdito de Raphaela, Percibal, Llegué hasta su territorio de Poetas Gigantes... Reconocí a Cortázar de inmediato y me guiñó el ojo... oscuras dibujando amenazas sobre mis bárbaros polichinelas que me escribía Cervantes,
-¡parecía que me eras conocida!-
dijo Hesse al verme desnuda, El miedo de los infantes de las sombras se desdoblaba a mi paso, tenían miedo a la luz, miedo al ver mi tránsito, miedo a la fatalidad de mi poder. Y mientras avanzaba hacia el escribano, un demonio salió de improviso... los recuerdos de sus palabras, ¡te quiero! ¡no te amo!... ¡era poderoso!. Entre el fango, el Teatro y las sombras me seguían juntos toneladas de escritores que no me quitaban sus ojos de encima. Poco a poco y según me repetía a mí misma el por qué de mis palabras escandalizan.... trataba de recordar a Algenib y como llegó en el momento oportuno..
le preguntaré al oráculo cíclope si es Algenib... es quién....
todo se iba haciendo más intenso, el terreno de letras, los seres literarios me rodearon y frente a mí se halló él... recitando los siete pecados capitales... Sus letras rugieron hacia un peñasco cercano sin perderle de vista y sus prosas comenzaron a rodearle y con sus característicos gestos comenzaron a pronunciar una especie de rezo promovido por el ángel dramaturgo para engalanar la noche en que ella próxima al suicido vió sus letras con lágrimas en sus ojos... con uno de sus rezos, que ella misma originó. Todo estaba preparado para que comenzara el espectáculo en mi teatro de las sombras ¡a quí no se mueve ni un personaje sin que yo lo ordene!, Oberón se asomaba para comenzar el primer acto de la noche prohibida, quedé sorprendida al ver como el escritor y el ángel se consolaban mutuamente, deseaba un cuervo así de complaciente uno que me besara en los labios al caer la noche... ¡como les observaba! Y mientras el escribano no daba prenda ni decía donde estaba su castillo, si su pluma fué mía alguna vez en mis sueños de féretro, me ardía en los huesos la idea de un amor puro...

¡Basta! Dejenme sola!...

Y en unos instantes todo mi séquito de cuervos completo a excepción de Oberon desapareció.
El amor me había dado las primeras heridas... Y era perverso el estado del enamoramiento...

-No son tus alas de ébano, ni a tí a quién amo...
nadie ama porque sí, aún cuando hay quienes te deseen en este infierno...
La exquisitez y la exuberancia de tu belleza oscura, seguirá persistiendo de una y de otra renacerá una historia similar... pero ninguna será como esta...
Un alma pura se esconde tras tu faz de asesina, misteriosa y fría de mortales e inmortales sueños y tragedias conjuntas... El amor es cosa de humanos y el olvido es un invento de tus demonios y todos juntos inventamos las historias fatídicas de quienes se cuentan y otras peores aún... que se inmolan y tú las escribes y la haces famosas-

.. Salí de este aljibe y miré tu luz, ¡cuéntame! como sabes tantas cosas de mí, has pronunciado mi nombre en las tinieblas y me has reconocido sin temor alguno a que te destruya ¿Quien eres en realidad?
¡habla de una vez escritor! ¡porque has visto mi rostro!...
Este es otro cantar...
Soy... Quien siempre debí...
¡Qué no ves como brilla mi medallón hebreo! Soy la princesa de los sueños de Poe... cuando duermo simulo ser un ángel, mis alas estÁn renovadas, ya no hay heridas en mi dorso y mis labios son coloreados por las ninfas de la misericordia.
¡No he perdido nada!...
Mis libros han sido abiertos...
¡Algenib me has liberado!-
Y ¿sabes tú lo que es la felicidad poeta? En el infierno tengo muy buenos amigos y saben de mi RENACER y les ANIQUILA...

¿Conoces la luna llena?...

-No, nunca la he conocido como plena, debe ser como la luna vista de noche desde la Tierra, pero tú que bien la conoces me la enseñarás y a cambio me besarás en la boca.-

Algenib... me has besado y no recuerdo cuantas veces... hay algo en tí que me es familiar, si me besas de nuevo reconoceré tu saliva...

-Me conoces desde siempre. Tu sabio poder me ha acechado en varias ocasiones Ligeia..
tu instinto fiero, tu placer. No me vayas a decir ahora que todo fue uno de tus hechizos y que estuve con otra-...

...No, fue con mi hermana Raphaela...

-¿Qué? Entonces... ¡Ninómade estaba en lo cierto! NO SE PUEDE AMAR UN ESPEJISMO...

He creado una HISTORIA para ti poeta y te la regalo...

-Pero... ¿por qué?-

¡Para saber que es el amor!
y he huído...

...Todo está confuso, el escritor es quien sabe más de mí que yo misma, trataré de ser cautelosa... Podría ser un Dios Pagano este Algenib y ni cuenta me daría de su estirpe... unas estrellas se movían a una velocidad de vértigo en dirección a mi cuerpo hecho fuego, y la luna por encima de mi cabeza hacían presagiar la nueva buena: un nuevo conjuro le había dado de beber en la boca. Pero resultó que no fue tan cierto, poco a poco se hizo el alba, el silencio se apoderó del lugar y la luna se quedó dormida, se desvanecieron sin quedar ni rastro del escritor ¡y el ángel! ¿dónde está? fatal resultaba la palabra amor, aniquila a los que ama, pero les ama... es el castigo de ser la Princesa de las Sombras... estaba escrito en mi sangre...
Se me abrió un camino a la siniestra en mitad de un cielo encantado, que hubiese jurado haberlo visto antes en una de mis pesadillas de niñita princesa, parecía descendente, muy descendente conforme caminaba por él y tenía miedo...
Estos son tus terrenos, te mostraré el camino Ligeia, quiero que cuando crezcas seas una Princesa Mala... La más letrada...
Me decía Poe antes de quedar dormida al alba...
Algenib comenzaba a escribir una historia y un ángel le seguía las huellas...

Cicindela Zida'ya said...

algunas veses mas vale ir a morir lejos, solo... nos hase mas fuertes en la resurreccion

Pachmina hinó said...

Mikami extraño tus historias ¿por que no escribes Princesita?.

V i l l a v i c e n c i o said...

Estimada Ligeiai: te queríamos invitar a conocer y presentarle a tus congéneres el blog de nuestra Revista Descontexto (http://descontexto.blogspot.com), si es que llega a ser de tu agrado, claro está. Cariños desde Chile, un beso y mucha suerte.

Cerillo said...

Leí a Dante, a Lovecraft, a Poe, a Borges y ví los dibujos de Tom Burton. Me abandonó el miedo y su estética. Ahora me dan terror las cosas cotidianas. Lo mismo que a tu princesa,aunque tu cotidianedad es compleja.